Tratamiento del resfriado común (Cont.)

lanteira 2010 031
La tos:
La tos es un mecanismo reflejo (de protección) para eliminar mucosidades y materiales extraños de las vías respiratorias, es pues un mecanismo de defensa para mantener limpias la garganta y las vías respiratorias. Es uno de los motivos de consulta más frecuente en pediatría que genera gran ansiedad en los padres.
La causa más frecuente de que un niño tenga tos son las infecciones respiratorias agudas, sobre todo el resfriado común.
Básicamente clasificamos en tos seca y húmeda.
Cuando hay mucho moco hay que evitar los antitusígenos, por el peligro de aspiración de secreciones en los lactantes y niños pequeños, en los que hay una inmadurez en la coordinación de la deglución.
Debemos recordar que los medicamentos para la tos simplemente suprimen el síntoma, sin influir en la enfermedad que provoca la tos, es decir, no curan el proceso que causa la tos.
Veamos de qué fármacos disponemos:
• Dextrometorfano: El nombre comercial más conocido es el Romilar. En ficha técnica informa que no debe administrarse en menores de 2 años.
• Cloperastina: Los nombres comerciales más conocidos son Sekisan y Flutox. Se presenta como un derivado antihistamínico que apenas espesa las secreciones (recordad que los antihistamínicos tienen como efecto reducir el moco a base de espesarlo) y alivia la tos. Su efecto aparece a los 20-30 minutos de su administración y permanece unas 3-4 horas. Está aprobada su utilización en menores de 2 años.
• Codeína: Hay muchos nombres comerciales, entre los más conocidos Bisoltus, Toseína, Codeisan…Es el más potente de los antitusígenos. En marzo-2015 cambió la ficha técnica y se aprobó que no debe usarse en menores de 12 años. Más información en ¡Adiós a la codeína!.
En cuanto a supositorios como Pilka, que se han usado mucho y a todas las edades, desde septiembre/2011, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) emitió una nota: La AEMPS informa a los profesionales sanitarios sobre la contraindicación en niños menores de 30 meses o con antecedentes de convulsiones febriles o epilepsia, del uso de medicamentos en forma de supositorios que contienen derivados terpénicos (alcanfor, cineol, citral, eucalipto, mentol, niaouli, pino, terpineol, terpina, tomillo, trementina) dado que existe un riesgo de alteraciones neurológicas, en particular convulsiones, en niños de corta edad y en aquellos con antecedentes de epilepsia o de convulsiones febriles.

Más información en: Nota de la AEMPS sobre derivados terpénicos en supositorios.

Y para completar  “todo lo que los padres deben saber sobre la tos”Es tiempo de toses y ¡Otra vez con la tos! , porque la realidad es que, dado que no son muy útiles y el importante riesgo de sus efectos secundarios, no deben usarse en menores de 2 años. En EEUU y en Reino Unido no se recomienda la administración de medicamentos para la tos en menores de 6 años.

Página actualizada abril/2016

4 respuestas a «Tratamiento del resfriado común (Cont.)»

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *