La vacuna de la Varicela vuelve a las farmacias

Escrito por Isabel Rubio el 31 enero 2016 dentro de Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Enfermedades de la Infancia, General | Sea el primero en Comentar este post

IMG_2353_2

Gracias Héctor por dejarme hacerte esta foto de “tu” varicela.

Con este titular el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría nos anunciaba el pasado 23 de enero que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha cambiado de nuevo la calificación de las dos vacunas de varicela comercializadas, pasando de ser de “uso hospitalario” a “medicamento sujeto a prescripción médica”.

Se inicia su venta en farmacias mañana 1 de febrero.

Seguimos recomendando la vacuna de Varicela con la pauta que aconseja el Comité Asesor de Vacunas de la AEP: 1ª dosis a los 13-15 meses y 2ª dosis entre los 2 y 4 años. Y para todos aquellos niños que no han podido vacunarse hasta ahora o para los que no pudieron completar la vacunación con la 2ª dosis, aconsejamos administrarlas en cuanto estén a la venta.

Según el Boletín Epidemiológico de la Comunidad Valenciana, en la última semana publicada, la del 18 al 24 de enero, se notificaron 364 casos de Varicela.

Seguiremos hablando de vacunas porque hay más novedades.

HABLEMOS DE LA VACUNA FRENTE AL MENINGOCOCO B

Escrito por Isabel Rubio el 23 enero 2016 dentro de Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: La Adolescencia, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Enfermedades de la Infancia, General | Sea el primero en Comentar este post

Hoy en el Suplemento de Salud del periódico Información, mi compañero Dr. Valdés publica este artículo. Con su permiso lo incluyo en Maynet porque seguro será de vuestro interés.

La vacuna contra el meningococo B (Bexero) fue aprobada en 2013 por la Agencia Europea del Medicamento. Es pues, una vacuna moderna , eficaz para los serotipos de  meningococo B incluídos (no todos), y que tiene descritos efectos secundarios en forma de fiebre alta cuando se administra con el resto de vacunas de calendario por lo que se recomienda hacerlo de forma aislada. Además  en los estudios previos a la comercialización , también se ha visto un riesgo discretamente elevado de convulsiones (poco frecuentes)  y de sindrome de Kawasaki (rara vez), sin que se haya podido objetivar éste último cuando se ha utilizado la vacuna en situaciones epidémicas . En España, hasta el 1 de octubre de 2015 en que se ha liberalizado su venta en farmacias, era de uso hospitalario (para pacientes de riesgo con defensas disminuídas) o para administración por Salud Pública ante la aparición de casos fuera de los hospitales.

No hay ninguna edad con riesgo cero,  aunque en este momento la incidencia  de la enfermedad es la más baja en décadas en toda Europa, y ésto se ha producido antes de la aparición de la vacuna. Hay que seguir atentos porque se desconoce el motivo , y en cualquier momento puede cambiar la epidemiología.

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría  la considera como una vacuna que debería ser incluída en los calendarios vacunales, pero la situación actual en la Comunidad Valenciana es buena : 7 casos en todo el 2015, y sólo 1 en menores de 2 años. Ésto  contrasta con los 298 casos de varicela en una sola semana ( del 21 al 27 de diciembre ), lo que significa que entre 120 y 150 niños al mes van a tener complicaciones, alguna de ellas severas ….y seguimos sin disponer de esa vacuna . Con éstos datos, no hay ningún motivo de alarma como para pensar en vacunar a todos nuestros niños contra el meningococo B de forma individual, y a un coste altísimo ( dificil de entender ) inalcanzable para muchos sectores de la población. Los pediatras no podemos negar la evidencia científica del buen funcionamiento de la vacuna,  pero no debemos sentirnos contentos mientras todos los niños no tengan las mismas oportunidades, lo que en éste momento es inviable ( habría que poner entre 150.000 y 200.000 dosis de vacuna para evitar un solo caso ).

La alarma creada por el ultimo caso de Galicia y su difusión por los medios y redes sociales, la angustia generada en los padres por el desabastecimiento de las farmacias (que probablemente no se solucione hasta el 2º trimestre de  2016) debe terminar. La administración de la vacuna por parte de Salud Pública está ASEGURADA para los casos y situaciones en que se necesite. Tendremos que seguir alerta, pero intentemos no añadir un nuevo episodio de oscurantismo, un nuevo conflicto ético que empañe el INDUDABLE VALOR DE LAS VACUNAS.

Carlota es feliz

Escrito por Isabel Rubio el 16 enero 2016 dentro de Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

A raiz del artículo anterior, mi hermano pequeño, padre de una niña que es compañera de Carlota, la protagonista de este cuento, me hablaba de este magnífico dibujante y autor del cuento. Lo leí y creo que puede ser de ayuda para explicar a una hija o a un hijo la nueva realidad: que pasará las navidades con las dos familias, unos días con una y otros días con otra.

Como nos dice su autor: Carlota es feliz es un libro reversible sobre la vida de una niña cuyos padres están separados. Por una cara cuenta las historias que vive con su padre y por la otra las que vive con su madre. Además, el libro está lleno de actividades y juegos, ¡para pasar un rato muy divertido!.

Y haciendo la búsqueda del autor me encuentro con la web: http://carlotaesfeliz.com,  que os enlazo por si es de vuestro interés.

Malos tiempos para el divorcio

Escrito por Isabel Rubio el 10 enero 2016 dentro de Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

IMG_0290

Ayer publicaba en el Suplemento de Salud del periódico Información, con el que sabéis colaboro, este artículo.

No son fechas, la verdad, pero qué sabemos del túnel que está atravesando el padre o la madre para tomar en estos días la decisión de separarse o de hacer las maletas y salir de casa. Como ocurre en septiembre, mes con mayor número de solicitudes de divorcios, pueden ser los días de mayor convivencia, más relación con las familias de orígen, causantes de muchos conflictos en la pareja, o el inicio del año con nuevos planteamientos de vida, pero otro año más han venido en estos días a informarme que se separan, para consultar por la lógica preocupación por los hijos o para pedir un informe de que él o ella han sido los cuidadores principales, los que lo han traído siempre a consulta y aportarlo en los trámites del divorcio.

Llevo tiempo queriendo escribir acerca de lo que suelo decir en la consulta cuando me dan la oportunidad de hacerlo, además tuve el privilegio de participar, junto al Dr. Antonio Ríos, en el Curso para padres de adolescentes que tuvo lugar el pasado noviembre, hablando precisamente de las nuevas formas de convivencia familiar y aprendimos mucho.

No se trata de hacer un manual sobre el “buen separarse”, ni algo estructurado, suele ser un diálogo en el que intento que entre un poco de luz entre tanta rabia y tanto dolor y que por un momento dejen de mirarse padre y madre para poner la mirada en los hijos, para eso estamos ahí los pediatras.

También es verdad que cada vez más observo que acuden a consulta, padre o madre solos, sin el niño, más madres que padres y plantean: Nos vamos a separar y….¿es buen momento ahora que tiene…da igual…por ejemplo 3 años, o es muy chico y esperamos?, ¿cuál es la mejor edad del niño?, ¿cuándo es buen momento? o ¿cuándo se lo decimos?, o ¿cómo habría que decírselo?, ¿cada uno por un lado?, ¿juntos?, ¿hay que explicar el motivo?, ¿qué relato se le da al niño?.

Cuando la decisión está tomada habrá que buscar el momento idóneo para decírselo a los hijos, siempre se deben enterar por los padres y ésto es importante cuidarlo, sobre todo cuando los hijos son adolescentes. El Dr. Ríos puntualizaba más y decía que si la situación puede esperar y los hijos están en edad escolar hacerlo al finalizar el curso, hablarlo por la mañana, que quede día por delante, en un lugar neutro, no un día señalado (Navidad o un cumple, por ejemplo, para no asociarlo a ese día), los dos juntos, padre y madre, para dejar bien claro que es una decisión de los mayores, en la que ellos no tienen nada que ver, ésto es importante porque el niño tiende a culpabilizarse de la decisión tomada por los padres; hay que dejarles también claro que ellos van a seguir estando ahí, en casas separadas, pero cuidándoles igual, con un relato acorde a la edad de los hijos y ensayar, si hiciera falta, lo que van a decirle.

El tiempo de separación es duro, es un duelo en toda regla, que hay que atravesar llevando, además, a nuestros hijos de la mano, una mano firme y segura. Es un tiempo para sacar de donde se pueda respeto al otro, al menos delante de los hijos, les hablaremos siempre con respeto de su padre o de su madre y tiempo también para la generosidad, quedan muchos años por delante, sobre todo si los hijos son pequeños, en los que tendremos que hablar como padre y madre y tomar muchas decisiones por lo que hay que cuidar este tránsito.

Si la situación es muy conflictiva aconsejo consultar con un mediador familiar que facilite la toma de decisiones, las mejores posibles mirando el bienestar de los hijos, cuidando en definitiva lo que más quieren: sus hijos.

¡Feliz Navidad!

Escrito por Isabel Rubio el 24 diciembre 2015 dentro de General | Sea el primero en Comentar este post

IMG_4867

Un año más llega la Navidad, quiero desearos desde aquí que disfrutéis estos días rodeados de la gente más querida y para este año que estrenamos, ilusión por vivirlo, salud y que tengáis el valor de realizar vuestros sueños.

Os dejo aquí los regalos que he pedido para vosotros.

regalos

Ser docente

Escrito por Isabel Rubio el 22 diciembre 2015 dentro de Educación en Valores, General | 2 Comentarios escritos

014 22-55-53

Allá por el inicio de la década de los 90 empecé mi labor docente con los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria, y hace relativamente pocos años, cuando la formación de los pediatras empezó a salir tímidamente del ámbito hospitalario, recibía también a los primeros residentes de pediatría. Son tantos años, que la actividad docente es parte inseparable de mi trabajo como pediatra de cabecera y de la que he recibido muchas gratificaciones, han sido muchas promociones las que han ido pasando…

Entiendo la formación desde un punto de vista humanista en el que se debe enseñar “el saber”, “el saber hacer” y “el saber ser”, por eso ser docente para mí es un compromiso ético, porque mi forma de ejercer la medicina, la implicación con las familias o la relación con el resto del equipo, es al fin y al cabo un modelo.

En nuestro trabajo, como en cualquier otra actividad humana, está el equivocarse, por eso entre las cualidades que debe tener un médico está la humildad, también la empatía.
Me equivoco y aprendo, siempre aprendemos, aprendemos de los errores porque reflexionamos acerca de lo ocurrido. Todos aprendemos a lo largo de la vida, no sólo se aprende en la infancia, la vida es equivocarse y rectificar y esto vale para todos y para toda la vida.

Aprender es equivocarse y saber que lo has hecho, por lo tanto el docente asume el riesgo de que el que aprende se equivoque. Y no pasa nada, porque en eso consiste aprender. A los que nos gusta la docencia tenemos esto muy claro. Educar, también en el sentido docente, no es castigar ni humillar, porque sólo equivocándonos es cuando aprendemos.