CURSO ON-LINE 2ª EDICION “EN FAMILIA: CLAVES PARA UNA ADOLESCENCIA POSITIVA”

Posted by Isabel Rubio on 28 septiembre 2016 under Educación en Valores, Educación para la Salud: La Adolescencia, Familia, General, Hijos | Read the First Comment

banner_irpf3_16_web

Como en otras ocasiones, cuando recibo información de nuevos cursos de En Familia, os paso la información. Dado que es por orden de inscripción puede que ya esté agotada pero no os preocupéis se van repitiendo cuando hay padres y madres en la “lista de espera”. En la web podéis ver otras opciones de formación.

¡APÚNTATE AL CURSO ON-LINE GRATUITO “EN FAMILIA. CLAVES PARA UNA ADOLESCENCIA POSITIVA”! Está desarrollado por la FAD, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Comenzamos el próximo 26 de septiembre. Las plazas son limitadas, por lo que te recomendamos que, si te interesa el curso, rellenes el formulario de inscripción que encontrarás en la dirección Web a la mayor brevedad posible.

Para cualquier información sobre el curso on-line, escríbenos a consultas@fad.es.

Aprovechamos para informarte de la existencia del Servicio Integral de Orientación Familiar sobre Drogas, a través del teléfono 900 22 22 29. De manera gratuita y confidencial, ofrece asesoramiento personalizado sobre cómo prevenir y manejar adecuadamente situaciones y problemas que surjan en sus relaciones familiares, especialmente las relacionadas con posibles consumos de drogas por parte de algunos de sus miembros.

DETECCION PRECOZ DE LOS TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA)

Posted by Isabel Rubio on 27 septiembre 2016 under Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: El recién nacido, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Enfermedades de la Infancia, General, Hijos | Read the First Comment

infor

El pasado 17 de septiembre la Dra Maria del Mar Clavera publicaba, en el periódico Información, este didáctico artículo sobre la detección precoz de los trastornos del espectro autista, de los que tanto sabe ella. ¡Muchas gracias Mar!

Hoy en día hay un número elevado de niños en los que se puede sospechar un trastorno del Espectro Autista (TEA). Las Estadísticas indican que 1/150 niños presenta un cuadro sugestivo, mientras que en los años 90 era 1/2500. Podríamos pensar, viendo este importantísimo aumento, que estamos ante una enfermedad epidémica, o que hubiera algún factor ambiental en su origen. Pero por lo que sabemos hasta ahora, su origen es genético. Lo que ocurre es que ahora se habla de Trastornos “del espectro” autista, incluyendo un abanico muy amplio en intensidad de los síntomas, e incluso trastornos que antes llamábamos de otra manera. De hecho hay especialistas que opinan que es más sensato evitar etiquetas diagnósticas y encasillamientos, y prefieren hablar de niños con determinados síntomas, sin más. Otro motivo que explica este aumento espectacular del número de casos es la mayor información y sensibilización hacia estos cuadros en la sociedad en general, y no sólo en el ámbito médico y educativo.
Sospecharemos que un niño pueda tener un TEA cuando tenga síntomas dentro de estas tres categorías:
– Deterioro cualitativo de la Interacción Social
– Deterioro cualitativo de la Comunicación, verbal y no verbal
– Repertorio restringido de actividades e intereses
Creo que puede ser útil para los padres conocer las conductas que se consideran Signos de Alarma, clasificadas por grupos de edad:

bb

 

 

 

 

 

 

ninomayor

Es importante destacar que un niño puede presentar uno o varios de estos síntomas en algun momento de su crecimiento, sin que tenga mayor importancia. En cambio en los niños con TEA los síntomas persisten en el tiempo.
Cada vez hay más evidencias de que un diagnóstico y una intervención terapéutica tempranos mejoran mucho la evolución y el pronóstico de estos niños. De ahí la importancia de que cuando unos padres sospechen que su hijo puede presentar algún tipo de TEA lo comuniquen a su pediatra. Tras su primera valoración, es posible que decida simplemente monitorizar la evolución del niño durante un tiempo, o derivarle a un recurso especializado para confirmación diagnóstica y tratamiento.

Ante la propuesta de cambio de jornada escolar, votemos con la mirada puesta en los niños

Posted by Isabel Rubio on 10 septiembre 2016 under Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Familia, General, Hijos | 2 Comments to Read

cole

Hoy en Información publicamos, Cecilia Martí y yo, este artículo

El pasado 10 de agosto, este diario publicaba que 256 Colegios de nuestra Comunidad han recibido autorización para implantar la jornada continua. Son el 67% de todos los colegios públicos de Infantil y Primaria, 11 en Castellón, 34 en Valencia y 211 en Alicante.

Sólo será definitivo si el próximo 15 de septiembre las familias lo ratifican con el 55% de los votos del censo total de padres y madres en cada uno de los centros.

Ante esta situación queremos contribuir a la reflexión, con la mirada puesta en el niño y sus necesidades.

La primera impresión es que hemos empezado la casa por el tejado. Estamos esperando una Ley de Educación acorde con las necesidades del siglo XXI y se nos ofrece un cambio de horario, sin fundamento psicopedagógico, que no conlleva renovación educativa alguna.

“Debe quedar bien claro que la reivindicación de la jornada matinal nada tiene que ver con la innovación educativa” Dr. Rafael Feito Alonso. Catedrático Sociología. Universidad Complutense Madrid.

“El problema no es acabar a las 17 h. o a las 15 h.. El problema es cómo distribuir internamente las actividades.” Dra. Elena Martín. Catedrática de Psicología. Universidad Autónoma Madrid. 

No hemos encontrado ningún estudio que avale que comprimir el horario mejore el aprendizaje o los resultados académicos. Sí hay expertos que alertan sobre las condiciones de aprendizaje en que llega un niño a las 14h.

“A primera hora es cuando más alumnos somnolientos hay, y con mayor dificultad de concentración, un estado que mejora al final de la mañana y durante la tarde, lo que puede orientar hacia cómo se debería organizar el calendario escolar”. Dr. Gonzalo Pin. Jefe de la Unidad de Sueño de Valencia.

En referencia a la jornada partida como la más idónea para los alumnos: “En primaria, desde luego. Y, en secundaria, también, lo que pasa es que hoy es difícil dar marcha atrás. Pero la jornada continua sobrecarga mucho las últimas horas de clase y son poco aprovechables”. Dr. José Antonio Marina. Autor del Libro Blanco de la función docente.

Otros aspectos que implica el cambio de horario y que nos preocupan a los pediatras tiene que ver con el retraso en la hora de la comida que, en el mejor de los casos, será a las 14 h. para los más pequeños y suprimir las siestas, que hasta ahora realizaban los niños de 3 años en la mayoría de los colegios.

La Sociedad Valenciana de Pediatría (SVP) está contra la jornada continua. Desde el punto de vista nutricional, “plantea que el escolar pase muchas horas sin comer”. Los centros escolares «tienen que garantizar» que los alumnos coman adecuadamente. Dra Pilar Codoñer. Presidenta de la SVP.

En cuanto a la conciliación familiar, es difícil con la divergencia existente entre los horarios laborales y escolares. ¿Los niños van a pasar realmente más tiempo con sus familias?. Numerosos expertos en conciliación se posicionan contra la jornada continua.

“Es un camino sobre el que debe reflexionarse, pues es contrario a las necesidades de niños y niñas, y no soluciona los problemas de conciliación de las familias, más bien los agrava.” Informe de la Subcomisión para el estudio de la Racionalización de Horarios, la Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral y la Corresponsabilidad.

Echamos en falta estudios sobre esta materia, así como valoraciones sobre los resultados en las Comunidades que llevan más de 20 años con la jornada continua. Si no están siendo buenos, como parece ser, ¿por qué los copiamos?.

Consideramos necesario que los proyectos educativos de cada Centro se hagan públicos y estén a disposición de los padres; creemos que el proceso está siendo precipitado. Vemos también con preocupación que esta situación ha provocado el enfrentamiento de la Comunidad Educativa, dejando en manos de padres y docentes una decisión que, en última instancia, es competencia de quién legisla.

Os dejamos algunas preguntas que debemos respondernos antes de tomar una decisión tan importante: ¿Se van a ver reducidas las horas de clase, por la necesidad de realizar más descansos? ¿Pueden ofrecerse garantías respecto a la buena organización y la gratuidad de las actividades extraescolares? ¿Se establecerá un período de prueba y se evaluarán los resultados antes de implantarla definitivamente? ¿Contribuye el cambio de horario a una Escuela Pública de más calidad?¿Mitigará las desigualdades sociales o las aumentará? 

“La escuela nació como medida de protección a la infancia y posteriormente se le han ido asignando otras funciones necesarias, pero la protección sigue siendo un pilar irrenunciable. Hay niñas y niños con familias que son suficientemente capaces de cubrir prácticamente todas sus necesidades, otros infantes están desprotegidos familiarmente. 

Cuando cambiamos la organización escolar estamos modificando el grado y modo de protección de muchas niñas y niños. Cambiar los horarios de la escuela exige revisar cómo afecta a unos y a otros para tomar medidas que garanticen a todos  el bienestar necesario”. Vicenç Arnaiz. Psicólogo

Gastroenteritis, la gran preocupación de los padres en verano

Posted by Isabel Rubio on 23 agosto 2016 under General | Read the First Comment

 

GEA

Estamos en pleno verano y la gastroenteritis aguda es una de las enfermedades que reinan con estos calores; como dice Laura Murcia, Residente de Pediatría, actualmente realizando la rotación en nuestro Centro de Salud, “la gran preocupación de los padres en verano”. Os copio el artículo que nos ha escrito. ¡Muchas gracias Laura!:

Es habitual que en esta época del año lleguen a diario a urgencias niños que presentan vómitos, diarrea o dolor abdominal. Estos síntomas generan gran alarma en las familias y por ello son motivo frecuente de consulta.

Pero, ¿qué es la Gastroenteritis Aguda? La Gastroenteritis Aguda es una enfermedad provocada por la inflamación de la mucosa intestinal. Está causada por muchos tipos de bacterias, parásitos y virus, siendo estos últimos los más frecuentes y que con asiduidad afectan a los niños. Es una de las principales causas de morbilidad infantil y en Europa ocupa el primer puesto en enfermedades que afectan al niño sano. Suele presentarse con diarrea, que puede acompañarse de fiebre, dolor abdominal o disminución del apetito, un cuadro florido que suele provocar decaimiento en el niño.

Pese a lo inquietante que resulta esta enfermedad, se trata de un proceso agudo que cura sin tratamiento en unos pocos días. En general, lo único que se necesita es una adecuada ingesta de líquido con el fin de evitar la deshidratación. Es fundamental reconocer los signos de alarma que nos deben llamar la atención: boca seca, mucha sed, poca orina, ausencia de lágrimas o pérdida de peso. En todas las diarreas agudas la reposición de líquidos y electrolitos es el factor más importante para corregir la deshidratación y es fundamental por tanto hacerlo de manera correcta.

A nuestros oídos llegan continuamente leyendas urbanas que circulan sobre las bondades de las bebidas azucaradas o los preparados para deportistas que podemos encontrar en las tiendas. Al contrario de lo que pueda parecer, dichas bebidas no son capaces de reponer las pérdidas ocasionadas por la diarrea. Es por ello que, los pediatras recomendamos la rehidratación con sueros orales, de diversos sabores y fácil preparación que podemos encontrar en las farmacias.

Como padres, es frecuente que se nos planteen cuestiones como, ¿cuándo puedo comenzar la alimentación habitual? y ¿qué alimentos serían los adecuados durante el proceso?. Muchos estudios han demostrado que iniciar la alimentación completa habitual del niño no conlleva una mayor duración de la diarrea o más incidencia de intolerancia a la lactosa. Además aumenta el bienestar del niño ya que puede comer de manera libre, sin dietas restrictivas y poco apetecibles. Del mismo modo, es importante comenzar por los alimentos que mejor sientan, evitando comidas con mucha grasa o azúcar.

Son muchos los mitos acerca de la asociación de la Gastroenteritis Aguda con la Intolerancia a la Lactosa. Sin embargo no se recomienda una fórmula sin lactosa en los niños con diarrea aguda ya que ésta es necesaria para la absorción del calcio en el intestino, ni la restricción de la lactancia materna en los más pequeños.

Y, ¿podemos hacer algo para prevenir y tratar la diarrea? En los últimos años los probióticos, microorganismos vivos con efectos positivos sobre nuestro organismo, han surgido como un nueva ayuda, modificando la composición de la flora del intestino y actuando contra los agentes que lo invaden, pero sólo algunos han demostrado su eficacia. También contamos con la vacuna oral frente al rotavirus, uno de los agentes que causa gastroenteritis más frecuentemente en los más pequeños.

Por último, debemos tener en cuenta que es primordial insistir en la higiene ambiental en el medio familiar para prevenir el contagio en la medida de lo posible, con una limpieza exhaustiva de las manos y los objetos que el niño manipula o evitar compartir cubiertos o vasos.

Por tanto, mamás, papás, ante una Gastroenteritis, ¡paciencia e hidratación!

Mis queridas pediatras

Posted by Isabel Rubio on 31 julio 2016 under General | Read the First Comment

IMG_3641

Ayer sábado, en la cita quincenal con el periódico Información, Germán Garberí, Residente de primer año de nuestro Centro de Salud, al terminar su rotatorio en Pediatría publicó este emotivo artículo. ¡Gracias Germán!

Como residente de Medicina Familiar y Comunitaria, una especialidad que aún hoy en día hay que explicar, está recogido que dos meses de rotatorio, el tiempo que pasamos en un determinado servicio médico aprendiendo los conocimientos pertinentes que debemos adquirir, los debemos pasar en el Servicio de Pediatría. En mi caso, pediatría de Atención Primaria, o como algunos la conocen, pediatría en centro de salud.

Los pediatras son esas personas, porque antes que médicos son personas, que se forman para encargarse de cuidar de nuestros niños y niñas, alias, nuestro futuro. Desde niño he pertenecido al grupo de los que respondían con facilidad a la pregunta “¿Qué quieres ser de mayor?”.“Médico” digo yo todavía.
Las reacciones a esta respuesta podían ser múltiples. Recuerdo las miradas de mayores que replicaban que para ser médico hace falta estudiar mucho, que es un sacrificio. Y recuerdo también una reacción muy diferente: “si quieres ser médico lo serás. Y tendrás suerte porque es la profesión más bonita que puedes tener”. Eso es lo que me decía y dice mi querida May, mi pediatra.

Mi pediatra aprovechaba los minutos en consulta no solo para ver si mi faringoamigdalitis de turno era vírica o bacteriana, no sólo escuchaba el “bup-dup” de mi corazón en busca de soplos, ni se limitaba a calmar a unos padres preocupados por encajar a su hijo en un percentil u otro. Durante mis visitas a la consulta de mi pediatra, ella prestaba atención a los rasgos de mi personalidad, a mis logros así como a mis no tan logros y participaba, participa, en ayudarme a ser quién soy hoy.

En estos dos meses he aprendido mucho sobre revisión del niño sano o urgencias pediátricas, algo muy productivo; pero en este rotatorio también he conocido a otros pediatras. He visto que los pediatras tienen la oportunidad de hacer extensivo todo lo arriba mencionado no sólo a mí, sino a muchas niñas, niños y adolescentes. He visto que lo hacen con ilusión y profesionalidad, con un único beneficio en mente: el de sus niños. La mayoría de ellos todavía no saben leer, pero ya la reconocen y siguen con la mirada, confían mientras les explora, parecen saber ya lo que su pediatra hace por su bienestar.

Otros de esos niños hemos crecido, y algunos hemos tenido la oportunidad de, quizás impulsados por ellos, convertirnos en compañeros de profesión. Ellos siguen siendo los mismos que nos acompañaron durante nuestra infancia y adolescencia, que velaron de cerca por nuestra salud, que asesoraron a nuestros padres en los momentos de dificultad o para decirles una y otra vez la dosis exacta de paracetamol ajustada a nuestro peso.

Ahora que mi rotatorio está finalizando y he asistido a una consulta de pediatría desde el otro lado, he visto el trabajo, el estudio, la implicación con los problemas del niño y su familia, el agradecimiento de muchos padres y madres que se sienten bien atendidos, en definitiva la profesionalidad y el buen hacer de nuestros queridos pediatras.

Verano, viajes y niños

Posted by Isabel Rubio on 27 julio 2016 under Familia, General, Hijos | Read the First Comment

IMG_0580

Hoy han venido a consulta los padres de Iván, un niño de 6 años con alergia a alimentos, solicitando una receta de adrenalina autoinyectable y un informe médico que justificara que han de llevar la medicación en su equipaje de mano pues van a viajar fuera de España.
Sí, estamos en periodo de vacaciones y hemos de planificar no sólo dónde iremos, también estos “pequeños” detalles, sobre todo si vamos a viajar con niños.

Si vais a hacer un viaje a un país de Europa debéis informaros si hay convenio y solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, que puede realizarse por internet y apenas en unos días os llegará a vuestro domicilio o bien contratar un seguro con las coberturas que consideréis necesarias según el país de destino.
También es necesario, según el país a visitar, concertar con tiempo una cita en el Centro de Vacunación Internacional más cercano: Centros de Vacunación Internacional de la Comunidad Valenciana.

Debéis llevar el libro de salud de vuestro hijo, en el que deben constar las vacunas administradas, por supuesto actualizadas y un informe si tiene alguna enfermedad crónica y la medicación que precisa. En el caso de niños asmáticos, por ejemplo, llevar su cámara, el inhalador y las instrucciones por escrito de actuación ante el inicio de una crisis.
Dependiendo de las horas de viaje debéis llevar los efectos personales del niño: juguetes para que se entretenga, chupete, biberón, etc, es decir, todo lo necesario, según la edad. Aconsejo viajar siempre con un pequeño botiquín en el que no debe faltar un termómetro, paracetamol, ibuprofeno y sobres de rehidratación oral para usar en caso de diarrea.

Tenéis más información, para viajes internacionales, en:
La web de la Generalitat Valenciana.
La web viajarseguro.org.
La Unidad del Viajero del Hospital La Paz-Carlos III.
La web del Ministerio de Sanidad, dónde también encontraréis el enlace con el Centro de Vacunación Internacional.

En caso de realizar viaje en vuestro coche, recordad que ha habido cambio de legislación, el Real Decreto 667/2015 entró en vigor el 1 de octubre del 2015 y la falta de instalación o la no utilización de los sistemas de retención infantil homologados tendrá consideración de infracción grave o muy grave. Se refuerza también la protección de los niños de estatura igual o inferior a 135 centímetros, que deben ocupar los asientos traseros del vehículo, pues ahí la posibilidad de sufrir lesiones en caso de accidente es considerablemente menor que en los asientos delanteros.
En cuanto a los sistemas de retención infantil, se ha avanzado mucho en materia de seguridad, creándose un nuevo reglamento: ECE R129, también conocido como “i-Size”, puesto que las sillitas de seguridad se clasifican por la altura del niño en vez de por su edad o peso. Este nuevo reglamento Europeo, aunque convivirá con la actual regulación R44/04 hasta el 2018, pretende incrementar aún más el nivel de seguridad para los niños que viajen en automóvil.
Tras este breve repaso que confío os sea de utilidad, sólo me queda desearos ¡buen viaje!.