Gastroenteritis, la gran preocupación de los padres en verano

Posted by Isabel Rubio on 23 agosto 2016 under General | Be the First to Comment

 

GEA

Estamos en pleno verano y la gastroenteritis aguda es una de las enfermedades que reinan con estos calores; como dice Laura Murcia, Residente de Pediatría, actualmente realizando la rotación en nuestro Centro de Salud, “la gran preocupación de los padres en verano”. Os copio el artículo que nos ha escrito. ¡Muchas gracias Laura!:

Es habitual que en esta época del año lleguen a diario a urgencias niños que presentan vómitos, diarrea o dolor abdominal. Estos síntomas generan gran alarma en las familias y por ello son motivo frecuente de consulta.

Pero, ¿qué es la Gastroenteritis Aguda? La Gastroenteritis Aguda es una enfermedad provocada por la inflamación de la mucosa intestinal. Está causada por muchos tipos de bacterias, parásitos y virus, siendo estos últimos los más frecuentes y que con asiduidad afectan a los niños. Es una de las principales causas de morbilidad infantil y en Europa ocupa el primer puesto en enfermedades que afectan al niño sano. Suele presentarse con diarrea, que puede acompañarse de fiebre, dolor abdominal o disminución del apetito, un cuadro florido que suele provocar decaimiento en el niño.

Pese a lo inquietante que resulta esta enfermedad, se trata de un proceso agudo que cura sin tratamiento en unos pocos días. En general, lo único que se necesita es una adecuada ingesta de líquido con el fin de evitar la deshidratación. Es fundamental reconocer los signos de alarma que nos deben llamar la atención: boca seca, mucha sed, poca orina, ausencia de lágrimas o pérdida de peso. En todas las diarreas agudas la reposición de líquidos y electrolitos es el factor más importante para corregir la deshidratación y es fundamental por tanto hacerlo de manera correcta.

A nuestros oídos llegan continuamente leyendas urbanas que circulan sobre las bondades de las bebidas azucaradas o los preparados para deportistas que podemos encontrar en las tiendas. Al contrario de lo que pueda parecer, dichas bebidas no son capaces de reponer las pérdidas ocasionadas por la diarrea. Es por ello que, los pediatras recomendamos la rehidratación con sueros orales, de diversos sabores y fácil preparación que podemos encontrar en las farmacias.

Como padres, es frecuente que se nos planteen cuestiones como, ¿cuándo puedo comenzar la alimentación habitual? y ¿qué alimentos serían los adecuados durante el proceso?. Muchos estudios han demostrado que iniciar la alimentación completa habitual del niño no conlleva una mayor duración de la diarrea o más incidencia de intolerancia a la lactosa. Además aumenta el bienestar del niño ya que puede comer de manera libre, sin dietas restrictivas y poco apetecibles. Del mismo modo, es importante comenzar por los alimentos que mejor sientan, evitando comidas con mucha grasa o azúcar.

Son muchos los mitos acerca de la asociación de la Gastroenteritis Aguda con la Intolerancia a la Lactosa. Sin embargo no se recomienda una fórmula sin lactosa en los niños con diarrea aguda ya que ésta es necesaria para la absorción del calcio en el intestino, ni la restricción de la lactancia materna en los más pequeños.

Y, ¿podemos hacer algo para prevenir y tratar la diarrea? En los últimos años los probióticos, microorganismos vivos con efectos positivos sobre nuestro organismo, han surgido como un nueva ayuda, modificando la composición de la flora del intestino y actuando contra los agentes que lo invaden, pero sólo algunos han demostrado su eficacia. También contamos con la vacuna oral frente al rotavirus, uno de los agentes que causa gastroenteritis más frecuentemente en los más pequeños.

Por último, debemos tener en cuenta que es primordial insistir en la higiene ambiental en el medio familiar para prevenir el contagio en la medida de lo posible, con una limpieza exhaustiva de las manos y los objetos que el niño manipula o evitar compartir cubiertos o vasos.

Por tanto, mamás, papás, ante una Gastroenteritis, ¡paciencia e hidratación!

Mis queridas pediatras

Posted by Isabel Rubio on 31 julio 2016 under General | Be the First to Comment

IMG_3641

Ayer sábado, en la cita quincenal con el periódico Información, Germán Garberí, Residente de primer año de nuestro Centro de Salud, al terminar su rotatorio en Pediatría publicó este emotivo artículo. ¡Gracias Germán!

Como residente de Medicina Familiar y Comunitaria, una especialidad que aún hoy en día hay que explicar, está recogido que dos meses de rotatorio, el tiempo que pasamos en un determinado servicio médico aprendiendo los conocimientos pertinentes que debemos adquirir, los debemos pasar en el Servicio de Pediatría. En mi caso, pediatría de Atención Primaria, o como algunos la conocen, pediatría en centro de salud.

Los pediatras son esas personas, porque antes que médicos son personas, que se forman para encargarse de cuidar de nuestros niños y niñas, alias, nuestro futuro. Desde niño he pertenecido al grupo de los que respondían con facilidad a la pregunta “¿Qué quieres ser de mayor?”.“Médico” digo yo todavía.
Las reacciones a esta respuesta podían ser múltiples. Recuerdo las miradas de mayores que replicaban que para ser médico hace falta estudiar mucho, que es un sacrificio. Y recuerdo también una reacción muy diferente: “si quieres ser médico lo serás. Y tendrás suerte porque es la profesión más bonita que puedes tener”. Eso es lo que me decía y dice mi querida May, mi pediatra.

Mi pediatra aprovechaba los minutos en consulta no solo para ver si mi faringoamigdalitis de turno era vírica o bacteriana, no sólo escuchaba el “bup-dup” de mi corazón en busca de soplos, ni se limitaba a calmar a unos padres preocupados por encajar a su hijo en un percentil u otro. Durante mis visitas a la consulta de mi pediatra, ella prestaba atención a los rasgos de mi personalidad, a mis logros así como a mis no tan logros y participaba, participa, en ayudarme a ser quién soy hoy.

En estos dos meses he aprendido mucho sobre revisión del niño sano o urgencias pediátricas, algo muy productivo; pero en este rotatorio también he conocido a otros pediatras. He visto que los pediatras tienen la oportunidad de hacer extensivo todo lo arriba mencionado no sólo a mí, sino a muchas niñas, niños y adolescentes. He visto que lo hacen con ilusión y profesionalidad, con un único beneficio en mente: el de sus niños. La mayoría de ellos todavía no saben leer, pero ya la reconocen y siguen con la mirada, confían mientras les explora, parecen saber ya lo que su pediatra hace por su bienestar.

Otros de esos niños hemos crecido, y algunos hemos tenido la oportunidad de, quizás impulsados por ellos, convertirnos en compañeros de profesión. Ellos siguen siendo los mismos que nos acompañaron durante nuestra infancia y adolescencia, que velaron de cerca por nuestra salud, que asesoraron a nuestros padres en los momentos de dificultad o para decirles una y otra vez la dosis exacta de paracetamol ajustada a nuestro peso.

Ahora que mi rotatorio está finalizando y he asistido a una consulta de pediatría desde el otro lado, he visto el trabajo, el estudio, la implicación con los problemas del niño y su familia, el agradecimiento de muchos padres y madres que se sienten bien atendidos, en definitiva la profesionalidad y el buen hacer de nuestros queridos pediatras.

Verano, viajes y niños

Posted by Isabel Rubio on 27 julio 2016 under Familia, General, Hijos | Be the First to Comment

IMG_0580

Hoy han venido a consulta los padres de Iván, un niño de 6 años con alergia a alimentos, solicitando una receta de adrenalina autoinyectable y un informe médico que justificara que han de llevar la medicación en su equipaje de mano pues van a viajar fuera de España.
Sí, estamos en periodo de vacaciones y hemos de planificar no sólo dónde iremos, también estos “pequeños” detalles, sobre todo si vamos a viajar con niños.

Si vais a hacer un viaje a un país de Europa debéis informaros si hay convenio y solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, que puede realizarse por internet y apenas en unos días os llegará a vuestro domicilio o bien contratar un seguro con las coberturas que consideréis necesarias según el país de destino.
También es necesario, según el país a visitar, concertar con tiempo una cita en el Centro de Vacunación Internacional más cercano: Centros de Vacunación Internacional de la Comunidad Valenciana.

Debéis llevar el libro de salud de vuestro hijo, en el que deben constar las vacunas administradas, por supuesto actualizadas y un informe si tiene alguna enfermedad crónica y la medicación que precisa. En el caso de niños asmáticos, por ejemplo, llevar su cámara, el inhalador y las instrucciones por escrito de actuación ante el inicio de una crisis.
Dependiendo de las horas de viaje debéis llevar los efectos personales del niño: juguetes para que se entretenga, chupete, biberón, etc, es decir, todo lo necesario, según la edad. Aconsejo viajar siempre con un pequeño botiquín en el que no debe faltar un termómetro, paracetamol, ibuprofeno y sobres de rehidratación oral para usar en caso de diarrea.

Tenéis más información, para viajes internacionales, en:
La web de la Generalitat Valenciana.
La web viajarseguro.org.
La Unidad del Viajero del Hospital La Paz-Carlos III.
La web del Ministerio de Sanidad, dónde también encontraréis el enlace con el Centro de Vacunación Internacional.

En caso de realizar viaje en vuestro coche, recordad que ha habido cambio de legislación, el Real Decreto 667/2015 entró en vigor el 1 de octubre del 2015 y la falta de instalación o la no utilización de los sistemas de retención infantil homologados tendrá consideración de infracción grave o muy grave. Se refuerza también la protección de los niños de estatura igual o inferior a 135 centímetros, que deben ocupar los asientos traseros del vehículo, pues ahí la posibilidad de sufrir lesiones en caso de accidente es considerablemente menor que en los asientos delanteros.
En cuanto a los sistemas de retención infantil, se ha avanzado mucho en materia de seguridad, creándose un nuevo reglamento: ECE R129, también conocido como “i-Size”, puesto que las sillitas de seguridad se clasifican por la altura del niño en vez de por su edad o peso. Este nuevo reglamento Europeo, aunque convivirá con la actual regulación R44/04 hasta el 2018, pretende incrementar aún más el nivel de seguridad para los niños que viajen en automóvil.
Tras este breve repaso que confío os sea de utilidad, sólo me queda desearos ¡buen viaje!.

USO DE SAL EN LA INFANCIA

Posted by Isabel Rubio on 26 junio 2016 under Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, General | Be the First to Comment

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El pasado sábado dia 18 publicaba en Información este artículo mi compañero Dr. Fco. Javier Brú, y con su permiso os lo hago llegar a través del blog. Efectivamente cuando damos recomendaciones y pautas de alimentación hacemos poco hincapié en el tema de la sal, por eso me ha parecido de interés su lectura. ¡Gracias, Javier!.

La sal es un ingrediente muy importante para la alimentación humana. Sabemos de su necesidad importancia desde hace mucho tiempo. El salario en épocas romanas era un puñado de sal a modo de retribución. Básico para la salud. Nosotros somos exportadores de sal y quizá por eso lo apreciemos poco pero eso es una cosa y sus efectos en el organismo otra.

La sal junto con las grasas, especialmente saturadas, y los azúcares, son componentes de los alimentos que conviene controlar pues sus efectos con el exceso son bastante contraproducentes para el organismo. Si bien se les presta algo de atención en la salud del adulto, en las recomendaciones en cuanto alimentación infantil pasa de puntillas, casi desapercibida.

Un consumo importante de sal constituye un factor de riesgo de hipertensión arterial y de accidentes cardiovasculares de la misma manera que el consumo de alcohol, el exceso de peso o el sedentarismo.

El consumo de alimentos en los niños esta basado en sus preferencias según sabores salado, amago, dulce y ácido. El sabor salado empieza a apreciarse a partir de los 4 meses y ya desde esta edad el lactante prefiere el agua algo salada al agua normal. A partir de los 2 años ya manifiestan una clara preferencia por el sabor salado incluso mayor que en los adultos.

Vaya por delante que el lactante que esta con pecho exclusivo hasta los 6 meses ingiere muy poca sal (presente en la leche humana). Las entradas de sal empiezan habitualmente con la cuchara y las papillas. No obstante se puede decir que el niño por debajo de los 3 años apenas toma sal. La frontera está en la edad de 3 años, a partir de entonces la cosa cambia. La sal presente en los alimentos, la carne, la leche y ciertas bebidas solo es una parte menor en las entradas de sal. La mayoría de la sal ingerida esta añadida a las bebidas y comidas en el curso de su preparación y acondicionamiento: productos cárnicos, cereales en el desayuno, pan y biscotes, charcutería, conservas, platos cocinados, condimentos y salsas…

Lo sabemos, los niños toman mucha sal, especialmente después de los 3 años. La OMS, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y las diferentes sociedades pediátricas europeas lo han detectado y lo advierten. Algo como 3 gr. de sal son suficientes para cubrir necesidades y las infestas detectadas son mucho mayores.

Los niveles de tensión arterial están determinados precozmente y los niños que tienen una tensión arterial elevada tienen un riesgo elevado de hipertensión en la edad adulta. Los niños toman bastante sal y esto los pone en situación de riesgo. De la misma manera la reducción de sal normaliza la tensión arterial.

¿Qué podemos hacer? Volvemos a lo de siempre, fomentar la lactancia materna que tiene menos sal que las leches para lactantes. Es preferible el uso de leches de continuación y crecimiento al uso de la leche de vaca (si es posible claro!). En el momento de iniciar las papillas evitar añadir sal a los alimentos pues ya la tienen. Los alimentos caseros siempre tienen menos sal que los preparados de origen industrial. Importante mantener el hábito en el niño de no tomar alimentos salados. No salar las comidas según el gusto de sal de los padres. Evitar el salero. Tres últimas cosas. Añadir equivalentes a la sal como el limón, el cilantro, especias y hierbas aromáticas. Acostumbrar a los padres a la lectura del etiquetado de alimentos. Acabamos fomentando el consumo de frutas y verduras que contienen potasio y favorecen la tensión arterial más baja. Vamos… menos sal en la vida pero no sosa en absoluto!.

Bexsero o no Bexsero: esa es la cuestión

Posted by Isabel Rubio on 20 junio 2016 under Enfermedades de la Infancia, General | Be the First to Comment

bexsero

He encontrado esta imagen en internet y creo que ha llegado el momento de contestar a la pregunta que me formuláis cada día en la consulta. Pero he creído necesario hacer el repaso que llevamos para que estéis informados y toméis la mejor decisión.

Como toda vacuna que está iniciando su andadura quedan interrogantes:

  • En el momento actual se desconoce la duración de la protección.
  • Se desconoce la trascendencia clínica de la menor respuesta inmune a algunos antígenos de la vacuna y a algunos otros utilizados en el calendario de vacunación en el primer año de vida en España, tras la administración simultánea.
  • La cobertura de cepas meningocócicas estimada en España es del 69 %.
  • Se desconoce si ocurrirá como con la vacuna frente a otro meningococo contra el que vacunamos desde el año 2000: el meningococo C, que además de la protección individual produce inmunidad de grupo al reducir la tasa de portadores nasofaríngeos, por tanto multiplicamos la efectividad de la vacuna: protege al vacunado y al no vacunado.

¿Qué dicen los organismos competentes?:

  • Como os dije, el Comité Asesor de Vacunas de la AEP la recomienda.
  • Desde Salud Pública, al tener una visión epidemiológica de la enfermedad, no consideran la inclusión en Calendario, pero sí están atentos a cualquier posible cambio mediante una vigilancia epidemiológica continua. También pendientes de los datos de efectividad y seguridad que se obtengan de la utilización sistemática de la vacuna en el Reino Unido y Canadá, pues aportarán información esencial para continuar la evaluación de la introducción de Bexsero en el calendario de vacunación en España.
  • El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Asociación Española de Vacunología y la Asociación Española de Pediatría han elaborado un Documento divulgativo que informa y en definitiva os remite a vuestro pediatra para la toma de decisión.

Pero qué, ¿lo vacuno o no lo vacuno?:

  • Es verdad que es poco frecuente, pero el meningococo B es la causa más frecuente actualmente de meningitis y sepsis bacterianas en la edad pediátrica, enfermedades con progresión muy rápida, sin factores de riesgo (>98% en personas sanas) con una letalidad del 3.8% y un 24 % de secuelas (sordera, amputaciones y déficits neurológicos).
  • La estrategia de prevención más efectiva para el control de la enfermedad meningocócica es la vacunación.
  • Es una vacuna efectiva.
  • Es una vacuna segura: los efectos secundarios más frecuentes son la fiebre, reacciones en el lugar de inyección y malestar general. Algunos me habéis preguntado por la posibilidad de Enf. Kawasaki, que aparece en la ficha técnica como efecto adverso raro, pues bien, os dejo el enlace con la respuesta del CAV.
  • Se estima que se han vacunado aprox. 700 000 personas (dic-13 a marzo-16) y 1.400.000 dosis administradas. ¿Muchas? ¿pocas?, es relativo.

Y ahora la decisión esta en vosotros, ser padres es asumir la responsabilidad de tomar decisiones, aunque corramos el riesgo de equivocarnos.

Además de las fuentes con enlace he obtenido información de la última Jornada de Vacunas de la AEP realizada en abril.

Vacuna frente al meningococo B

Posted by Isabel Rubio on 19 junio 2016 under Enfermedades de la Infancia, General | Be the First to Comment

bexsero(1)

Allá por el 2012 escribía esta entrada: Ya queda menos para disponer de vacuna frente al meningococo B. Ha sido una vacuna muy esperada y muy difícil técnicamente de elaborar. Su nombre comercial es Bexsero, vacuna de 4 componentes (4CMenB) que se autorizó en la Unión Europea en enero del 2013.

En aquel entonces se realizó una valoración por un grupo de expertos con la finalidad de realizar una propuesta de la utilización de esta vacuna en salud pública, evaluación que se hizo en función de la carga de enfermedad causada por el meningococo B y en la información disponible sobre la eficacia y seguridad de la vacuna, concluyendo en junio del 2013 que la inclusión de esta vacuna en calendario sistemático de vacunaciones no se consideraba justificada en el momento actual. Dijeron sí a su utilización en el caso de brotes o casos aislados y en situaciones especiales. En todos estos casos se administra de forma gratuita.

En septiembre 2015 se publicaba el informe de la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios (AEMPS) por la que se modificaba las condiciones de prescripción y dispensación de vacuna Bexero, eliminando la clasificación como de uso hospitalario y pasa a estar disponible en farmacias.

La posología depende de la edad y está establecida en la ficha técnica.

La vacuna está recomendada por el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría y  considera que debería ser incluída en los calendarios vacunales, proponiendo que se estudien opciones intermedias de cofinanciación para evitar que las familias carguen con la totalidad del importe de la vacunación (106 euros /dosis).

Debido a iniciarse la venta en farmacias la demanda superó la oferta de vacunas, que se elaboraban para los usos restringidos que hemos comentado. La fabricación de las vacunas es un proceso largo y complejo por eso ha ocurrido el desabastecimiento, situación que se prevee esté resuelta a lo largo de las próximas semanas.

¿Qué pasa en otros países?

Con los últimos datos consultados está autorizada en 37 países y como siempre diferente en cada uno: Australia, por ej., la recomienda en <24 meses y adolescentes de 15 a 19 años, así como a grupos de riesgo y no está financiada. En EEUU la han autorizado en adolescentes y adultos jóvenes de 10 a 25 años. En la Unión Europea está autorizada en niños a partir de 2 meses. Francia o Alemania (salvo el estado de Sajonia que sí la recomienda en niños hasta 18 años pero no la financia) sólo en grupos de riesgo. Reino Unido ha empezado a vacunar sistemáticamente, al alcanzar un acuerdo con la compañía farmacéutica que facilita la vacuna a bajo coste, desde septiembre 2015 y se ofrecerán los datos de la vacunación masiva.

Continuará con una última entrada: Bexsero o no Bexsero: esa es la cuestión.