Carta a unos padres “primerizos”

Escrito por Isabel Rubio el 25 enero 2015 dentro de Educación para la Salud: El recién nacido, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

Lasprimerassemanasdevida_thumb

A mi amigo Vicenç, de quién tanto aprendo!

Acabáis de tener a vuestro primer hijo. Estáis contentos y a la vez asustados, ¿es así?. Os miro… también yo lo he vivido; son días de una enorme ebullición de emociones. Sois parte de la vida, la recibísteis y ahora la transmitís…vuestro amor os llevó a plantearos este hijo que ahora miráis, que ya está aquí, que tenéis en vuestros brazos.

Vivís estos primeros encuentros madre-hijo, ahora afortunadamente también padre-hijo, ¡con tanta inseguridad!, ¡con tantas preguntas!. Así llegáis a la consulta por primera vez con vuestro bebé; os veo ansiosos por si lo haréis bien, miedo por si no estáis a la altura de la responsabilidad que tenéis. Hoy vuelvo a vivirlo en una primera consulta con unos padres jóvenes e ilusionados y decís aquello de “podrían venir con un manual de instrucciones bajo el brazo” y mi respuesta siempre es “¿os guiásteis por algún manual para enamoraros?”, este es el mensaje que intento transmitiros… imaginad estos primeros días con vuestro hijo como si de un encuentro amoroso se tratara…
… hay tanto amor hacia él!, le quieres tanto!
… déjate llevar, no hay prisas,
… regalaos tiempo para la intimidad,
… deja que te conozca,
… eres la mejor madre, el mejor padre,
… confía en tí,
… muéstrale lo mejor de tí,
… procura estar a gusto y él también lo estará,
… ve conociéndolo,
… su energía no es enfado,
… déjate llevar para calmarlo,
… háblale despacio y díle lo que quieras,
… trátalo con ternura,
… empieza a llamarle por su nombre,
… pon tu cara cerca de la suya para hablarle,
… aprende a usar tu cuerpo y tu voz para calmarlo,
… tus manos le acarician su cuerpo, tu voz el alma, cántale!

Como profesionales de la salud, tanto la enfermera como yo, intentamos transmitiros en las primeras consultas del recién nacido, estos mensajes. Siempre con una actitud de respeto, con calma, informando, escuchando la realidad que tenéis, vuestras dudas. Repasamos los apoyos de los que disponéis y también que busquéis momentos para estar solos con vuestro hijo, un equilibrio entre la vida social, las numerosas visitas para conocer al recién llegado y los momentos de intimidad. Son días en que hay que aparcar todo lo accesorio y vivir el encuentro, ¡qué más da que la casa no esté ordenada!, o que se amontone la ropa por lavar, que los WhatsApp se acumulen o que no contestéis el teléfono… descansad cuando el bebé duerma, id adaptándoos poco a poco, intentad crear el clima tranquilizador que os viene bien y sobre todo disfrutad del momento.

Pasará el tiempo y veréis que estos días quedaron grabados en vuestro corazón, pero también la vivencia de la salida al mundo de vuestro hijo es decisiva para él, en sus primeros meses incorporará el permiso de existir, que os gusta abrazarlo, estar cerca de él, que le queréis…en definitiva aprenderá a confiar en vosotros, a confiar en el mundo, irá construyendo la base de toda seguridad futura, una base sólida para crecer.

Introducción de alimentos

Escrito por Isabel Rubio el 21 enero 2015 dentro de Educación para la Salud: El Lactante, General | Sea el primero en Comentar este post

alimentos1

Como apoyo a la información verbal que damos en la consulta de niño sano entregamos a los padres hojas informativas. En el tema de alimentación la damos en la visita de los 6 meses con la introducción de alimentos.
Es difícil resumir en una hoja todo lo que se habla en esa visita pues no sólo es la introducción cronológica de los alimentos, es el inicio de la cuchara, cambios de textura, de sabores, tranquilidad para dar tiempo a la adaptación, respetar el ritmo del bebé… por eso sobre la hoja se van haciendo anotaciones dándole vida. Los padres suelen agradecerlo pues les sirve de recordatorio de toda la información que se llevan.
Aprovecho para darle las gracias a mi querida Isabel Selva, nuestra enfermera, por su dedicación y el amor que pone en su trabajo, quiénes la conocéis sabéis que es así.

Más información en:

Alimentación a los 6 meses: papilla de verdura y “proteína”

Alimentación a los 6 meses: papilla de frutas

Alimentación a los 6 meses: empezando con la cuchara

La importancia de dormir bien

Escrito por Isabel Rubio el 15 enero 2015 dentro de Educación para la Salud: La Adolescencia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

sueño

El pasado sábado la Dra. Mª del Mar Clavera Roger, Pediatra Especialista en Psiquiatría Infantil y de Adolescencia, publicaba el siguiente artículo en las páginas de Salud del periódico Información que os puede interesar

Con los últimos avances en el estudio del sueño cada vez es más evidente que juega un papel importantísimo en el bienestar de las personas, tanto físico como mental. Desde aquí trataré de convencer de ello a algún adolescente, o cuando menos a sus padres. Y para ello recurriré a argumentos que a ellos les llegan, y que tienen que ver con lo inmediato en su día a día. Siempre recuerdo que en las campañas antitabaco para adolescentes, son más sensibles a cosas como que el tabaco amarillea los dientes y causa mal aliento, que al argumento de que el tabaco es altamente cancerígeno a largo plazo.

Veamos qué pasa en nuestro organismo mientras dormimos, que no es precisamente poco…y la repercusión que tiene cada cosa:
-1. Huesos. Aumenta mucho su formación, sobretodo en la pubertad. Así que nuestras abuelas tenían razón.. ¡Y todos los adolescentes quieren ser más altos y esbeltos!
-2.Músculos.Durante el sueño se recuperan de su desgaste y de microlesiones . Si hemos dormido bien, al día siguiente nos irá mejor en Deporte o Educación Física
-3.Pancreas.Se metabolizan los azucares ingeridos durante el día. Se ha demostrado que la mala calidad/cantidad de sueño favorece la tendencia al sobrepeso
-4.Piel.Aumentan los factores de crecimiento en las células, recuperándose de pequeñas lesiones y manteniendo su elasticidad. Suena bien, ¿Verdad?
-5.Cerebro. Las neuronas “se encogen” para dejar espacio a que otras células eliminen las sustancias tóxicas producidas durante el día. Es el órgano que más energía consume y el peor equipado para desprenderse de ellas. Pero esto sólo puede hacerlo mientras dormimos…

Podemos decir que durante el día el cuerpo está ocupado en “hacer” cosas, mientras que cuando dormimos puede dedicarse a “cuidarse”.

Dormir al menos 8 horas, tiene otras ventajas importantísimas para los estudiantes: Mejora la concentración, atención y memoria. Por lo tanto no hay mejor ayuda ante un examen que “fijar” todo lo aprendido durmiendo lo suficiente la noche anterior.
La luz es otro factor importante: Nuestro cerebro está programado para pensar cuando la luz es intensa, y bajar el ritmo cuando va anocheciendo. Así que cuanta menos luz tengamos alrededor desde un rato antes de acostarnos, tanto mejor.
Pero normalmente los adolescentes tienen su feudo en su habitación. Están rodeados de todo tipo de dispositivos electrónicos que emiten luz, aparte de ondas electromagnéticas nocivas, especialmente para sus cerebros en formación. Es muy atractivo estar en la intimidad chateando hasta las tantas, en el PC o whatsapp. Pero esta costumbre, que se ha generalizado ya incluso en preadolescentes, es incompatible con un hábito de sueño saludable.
Las condiciones en que duermen nuestros hijos son al menos tan importantes para su salud como su alimentación o la gestión de su tiempo libre. Por lo tanto, pensemos si no es demasiado arriesgado dejarlas exclusivamente en sus manos.

Un repaso a la fiebre

Escrito por Isabel Rubio el 9 enero 2015 dentro de Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Enfermedades de la Infancia, General | Sea el primero en Comentar este post

Fiebre

Dadas las fechas, en las que el síntoma estrella es la fiebre, Cristina Giménez, Residente de Pediatría, ha hecho un repasillo sobre algunos aspectos clave de este mecanismo de defensa de nuestro organismo que tan de cabeza os trae a los padres.

  • La fiebre estimula la respuesta inmune y la hace más eficiente a temperaturas entre 37 y 40ºC.
  • Posee un efecto bacteriostático, es decir que impide la proliferación de bacterias, a temperaturas mayores de 37ºC.
  • La principal indicación de tratar la fiebre es el malestar que le produce al niño, pero si él la tolera bien hay que dejarla “trabajar”.
  • Tratar la fiebre con más o menos empeño no varía la evolución de la enfermedad ni de sus posibles complicaciones.
  • El efecto máximo de los antitérmicos se alcanza entre 1 y 4 horas, según posología y relación con la ingesta (la cual puede retrasarlo entre 30-60 min).
  • Los medios físicos pueden ser útiles como adyuvante al antitérmico, una vez que éste ya está actuando, pero no como alternativa. Y siempre que no le provoquen más malestar al niño.
  • No hay estudios que avalen la alternancia de antitérmicos, que por otro lado aumenta el riesgo de errores de dosificación y fomenta la “fiebre-fobia”.
  • El tratamiento con antitérmicos no ha demostrado que prevenga la aparición de crisis febriles, éstas están relacionadas con la susceptibilidad individual a padecerlas.

También os puede ser útil:

  1. Termómetros
  2. Aprendiendo la dosis de los antitérmicos 
  3. El paracetamol no es inofensivo 

Llega la Navidad

Escrito por Isabel Rubio el 21 diciembre 2014 dentro de Educación en Valores, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

Felicitacion 2014

Con esta preciosa felicitación de Silvia y David quiero también desearos unas felices navidades, que las disfrutéis en familia, con los amigos… y también deseo de corazón que en este año que estrenamos se cumpla todo aquello que soñáis.

Y os dejo este artículo escrito con Cristina Giménez, Residente de Pediatría del Hospital de Elda y publicado el pasado sábado en el Suplemento de Salud del periódico Información.

Se acerca la navidad, las calles ya están llenas de lucecitas de colores, de adornos en las tiendas, se respira un aire festivo y los niños ya están contando cuantos días les quedan para las vacaciones.
Y queríamos aprovechar este espacio, que nos cede el periódico Información a nuestra Asociación de Pediatria, para desearos a todos los padres, hijos, abuelos, nietos, tíos o primos, ¡felices fiestas y un feliz comienzo de año!.

¡Ay, las vacaciones!, ese tiempo que están esperando todos los niños para poder jugar, para poder disfrutar de estar en casa con los papás, con los hermanitos, y liberarse de esa agenda tan apretada que muchos de nuestros niños llevan hoy en día. Pero es que además estas vacaciones son especiales, tienen un matiz diferente, porque parecen estar hechas especialmente para dedicarle tiempo a la familia y a los juegos…o lo que es parecido pero aún más importante, a jugar en familia.
Porque en el juego de los primeros años parece que los padres están más presentes, se tiran al suelo a jugar con sus hijos o pasan largos ratos aupándoles y haciendo el avión o el caballito. Y luego poco a poco el niño va creciendo y va jugando más solo, o con los hermanos u otros niños, y ya no tanto con los padres.

Llega la Navidad y nos brinda una nueva oportunidad para disfrutar con ellos del juego, y es lo que os animamos a hacer estas fiestas. Tenga la edad que tenga el niño, seguro que está encantado y emocionado de que sus papás se sienten con él a jugar, que pasen toda una tarde, o dos, ¡o las que puedan!, disfrutando junto a él del placer de jugar, sin preocuparse del trabajo, de los compromisos o de las tareas de la casa.

El valor de los juegos en la infancia es importantísimo, para su desarrollo psicomotor, desarrollo de la personalidad, de la inteligencia, la creatividad, de las habilidades sociales, la tolerancia, la frustración, el respeto, la solidaridad,… Pero cuando además jugamos en familia, se refuerzan los lazos del cariño, de pertenencia a la familia, de traspaso de valores, de permiso para disfrutar: si un hijo vive, siente, que sus padres son capaces de disfrutar como un niño, aprenden a disfrutar también ellos. Saquemos pues a nuestro niño interior para compartir con nuestros hijos momentos de juego, seguro que en estos días habrá oportunidades. Porque esos momentos serán el mejor regalo que podemos hacerles, el más barato y el que recordarán cuando sean adultos, como hoy nosotros recordamos los momentos felices que vivimos en familia, no lo que nos trajeron los Reyes o Papá Noel.

Empecemos ya a crearles la ilusión, no con los catálogos de los centros comerciales con multitud de juguetes que sólo incitan al consumo, sino a crear la atmósfera alegre de la Navidad (independientemente del significado religioso o no que la familia les dé), de lo que vamos a hacer esos días, de que todos los miembros de la familia (sea la edad de nuestros hijos e hijas la que sea) participen en tareas comunes: colaborar si montamos un árbol, o un belén, en la decoración de la casa… también en la cocina, en la elaboración de dulces navideños si esa es la costumbre familiar… hablemos también con ellos de solidaridad…en fin, disfrutemos de estar juntos, ese es el objetivo.

¿Tratamos la tos en los niños?

Escrito por Isabel Rubio el 15 diciembre 2014 dentro de Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: La Adolescencia, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Enfermedades de la Infancia, General | Sea el primero en Comentar este post

Jarabe Heroína.jpg

Como veis, hace años se trataba con Heroína la tos.

Hace unos días en una sesión con los compañeros médicos de familia se planteaba de nuevo el tratamiento de la tos, estamos en temporada.

Hablábamos los pediatras de los beneficios de la miel a partir de un año de vida y nos pidieron estudios que avalaran la recomendación. Pues aquí hay algunos:

1. En este trabajo publicado en noviembre del 2012 (Ortega Páez E, Cuestas Montañés E. ¿Mejora la miel la tos nocturna asociada a infecciones del tracto respiratorio superior? Evid Pediatr. 2012;8:74) analizan un ensayo clínico en el que se comparan los efectos de la miel sobre la tos nocturna y las dificultades para dormir asociadas al catarro, frente al placebo (*) en niños de uno a cinco años. Y la conclusión fue que la miel es mejor que el placebo para el alivio de la tos nocturna de los niños.

2. En una revisión de ocho ensayos clínicos controlados que incluyeron a 616 niños de dos a siete años y que fue publicada en el 2008 (Smith SM, Schroeder K, Fahey T. Over-the-counter medications for acute cough in children and adults in ambulatory settings. Cochrane Database Syst Rev. 2012 Aug 15;8:CD001831. Review.) se estudiaron el efecto de antitusígenos y mucolíticos sobre la tos y no mostraron resultados significativos de que mejoraran la tos, por lo que se concluyó que hacían falta nuevos estudios y que por ahora no existía evidencia que avalara la indicación de estos fármacos e incluso se advirtió sobre los efectos secundarios que su utilización tenía en niños.

3. Aunque la miel está recomendada por la Organización Mundial de la Salud, solo dos ensayos clínicos han estudiado su efecto sobre la tos, el primero de ellos (Shadkam MN, Mozaffari-Khosravi H, Mozayan MR. A comparison of the effect of honey, dextromethorphan, and diphenhydramine on nightly cough and sleep quality in children and their parents. J Altern Complement Med. 2010;16:787-93.) comparado con dextrometorfano y con difenhidramina, encontrando este que la miel es significativamente superior a ambos medicamentos, y el segundo (Paul IM, Beiler J, McMonagle A, Shaffer ML, Duda L, Berlin CM Jr. Effect of honey, dextromethorphan, and no treatment on nocturnal cough and sleep quality for coughing children and their parents. Arch Pediatr Adolesc Med. 2007;161:1140-6.) mostró también un efecto superior de la miel sobre el dextrometorfano y sobre no darle nada al niño.

4. En una revisión del 2012 (Oduwole O, Meremikwu MM, Oyo-Ita A, Udoh EE. Honey for acute cough in children. Cochrane Database Syst Rev. 2012 Mar 14;3:CD007094.), aunque se encuentra que la miel es ligeramente superior a placebo (*), no se halla evidencia suficiente ni a favor ni en contra.

Por último y como conclusión, dada la potencial peligrosidad de los antitusígenos y su no demostrada eficacia, la miel podría constituir una alternativa terapéutica para tratar la tos nocturna en niños mayores de un año con infecciones del tracto respiratorio superior.

(*) Según la Real Academia de la Lengua, placebo: Sustancia que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto curativo en el enfermo, si este la recibe convencido de que esa sustancia posee realmente tal acción.

Más artículos de interés: