Hablemos de Cooperación

Artículo publicado en el diario Información

Se ha publicado recientemente una Guía de Buenas Prácticas de la cooperación sanitaria valenciana, realizada por la Red Sanitaria Solidaria en colaboración con la Generalitat.

La Red Sanitaria Solidaria (RSS), presente en las tres provincias de la Comunidad Valenciana, es una iniciativa impulsada desde 2016 por las Organizaciones No Gubernamentales al Desarrollo Medicusmundi Mediterrània, Asociación para la cooperación entre comunidades y Farmamundi. Se trata de un conjunto de redes provinciales formadas por numerosas y diversas entidades sociales, del ámbito académico, de la administración pública y colegios profesionales, relacionadas con el ámbito sanitario y que realizan cooperación sanitaria, local y/o internacional.

Esta Guía es fruto de una reflexión colectiva tras la pandemia, “un documento que nos marcara el camino iniciado para contribuir a defender el derecho a la salud para todas las personas. Un derecho que, como se había visto, estaba amenazado en todos los lugares del planeta, pero especialmente en los territorios del Sur Global.”

El objetivo es poner a disposición de cualquier persona interesada en temas de salud global y de cooperación internacional al desarrollo, una guía de buenas prácticas que contribuya al cumplimiento del derecho a la salud bajo el enfoque de los derechos humanos. Quiere así “contribuir a llevar a cabo una cooperación internacional sanitaria transformadora que vaya más allá del concepto clásico de solidaridad y asistencialismo”. Una Guía para mejorar los proyectos de cooperación de las entidades participantes en la RSS y trabajar más alineadas.

Veamos pues desde qué conceptos hablamos: salud global, cooperación para el desarrollo y buenas prácticas.

La salud es un concepto global, que no sabe de fronteras y cuyos problemas han de afrontarse de forma global y comunitaria. Lo “global” se refiere al alcance o el impacto que tienen los problemas de salud en la comunidad mundial y creo que no hace falta aclararlo más por nuestra experiencia de estos últimos años de pandemia.

¿Qué entendemos por Cooperación para el Desarrollo?. Comprende el conjunto de actuaciones que contribuyen al desarrollo humano en el marco de los Derechos Humanos, que contribuyen a la disminución de la pobreza, que fomenten la ciudadanía crítica, con trabajo participativo desde la base social y local y con la administración pública en cada lugar de actuación. Y que se comprometa a largo plazo.
Es importante también hablar de lo que NO se considera cooperación: por ejemplo la que se empeña en ir de manera aislada, hacer algo y volverse, la que perpetúa el paternalismo, la que habla de ayuda y asistencia.

¿Qué consideramos que es una buena práctica de cooperación sanitaria internacional?
Una actuación construida desde la solidaridad, los derechos humanos, la ética y la justicia social, fortalece capacidades, pone a las personas en el centro y denuncia la vulneración de derechos humanos.
Cumple satisfactoriamente con ciertos criterios que configuran y transforman conductas colectivas, teniendo en cuenta en todo momento el contexto sociocultural, la perspectiva de género, el medio ambiente y las necesidades reales de las comunidades en las que se desarrolla.
Que ha de demostrar la consecución de resultados positivos y transformadores, tangibles, medibles, replicables y sostenibles que mejoren la salud y el bienestar de las comunidades en las que se ha llevado a cabo.
La Guía se amplía con numerosos enlaces en algunos temas. Por el contrario también son conscientes de aspectos importantes en cooperación y en los que no han profundizado, por ejemplo en el enfoque de infancia o diversidad funcional.

Para terminar copio un párrafo que para mí es un buen resumen: ”La cooperación debe ser un acompañamiento a entidades sociales locales, con una transferencia de conocimientos y capacidades a la población beneficiaria, que debe estar involucrada en todo el ciclo del proyecto y ser escuchada porque es la que tiene los conocimientos sobre el territorio y sus necesidades.” Debe también incluir intercambios de diálogos de saberes en los proyectos, entre territorios del Sur y del Norte.

Documento de referencia: “Claves para contribuir al desarrollo humano sostenible y la salud, con enfoque basado en derechos humanos y la Agenda 2030.”

Enero, tiempo de toses

Publicado en el diario Información

Entramos en enero, tiempo de catarros y toses. En los más pequeños, y sobre todo si han empezado a ir a la escuela por primera vez, los procesos catarrales se suceden sin descanso desde septiembre. Si en cada episodio la tos puede durar hasta dos semanas podemos tener a nuestra hija o hijo tosiendo todos estos meses. Es necesario por tanto que tengáis claro de qué va esto de la tos.

Lo primero que hay que aclarar es que la tos es el principal mecanismo de defensa de nuestro aparato respiratorio. Su objetivo es eliminar todo aquello que obstruya la vía aérea y así mantenerla limpia. No es una enfermedad en sí, es el síntoma de una enfermedad. Normalmente detrás de la tos hay una infección de las vías respiratorias causada por virus.

¿Cómo funciona esto de la tos? Tenemos unos “receptores” en la capa que reviste la pared interna del aparato respiratorio, que se estimulan por distintos motivos: cuando hay moco, como ocurre en los catarros, por estímulos químicos como ocurre en la inhalación del humo del tabaco, etc. Una vez estimulados estos receptores, por vía nerviosa mandan la señal de la necesidad de toser al “centro de la tos”. Recibido el mensaje en esta central se envían las órdenes para que ocurra esa respuesta explosiva que es la tos.

Hay diferentes sonidos de toses. Tenemos la tos seca, es la tos de los catarros de vías altas, asociada al picor de garganta.

Tos productiva que es una tos “blanda”, se oye que mueve el moco. Sirve para ayudar a eliminar la mucosidad y contribuye por tanto a la curación del proceso catarral. Los niños y niñas no saben expectorar por lo que tras el episodio de tos se tragan la madeja de moco pasando ésta al tubo digestivo.

También se reconoce fácilmente la tos perruna, una tos seca con un sonido peculiar metálico y profundo. La primera vez que se oye asusta. Está producida por inflamación de la laringe o la tráquea.

En ocasiones a la tos seca se une la presencia de “pitos” o “sibilancias” cuando la inflamación es de la vía aérea inferior, a nivel de los pulmones. Es la tos del asma y de la bronquitis.

En cuanto al tratamiento, lo primero es determinar la causa de la tos. Si se trata de un catarro, el tratamiento consistirá en mantener una correcta hidratación ofreciendo líquidos, realizar lavados nasales con sentido común, sobre todo en lactantes si el moco nasal dificulta la succión y aliviar los síntomas que le causen molestias, por ejemplo si tiene fiebre alta o malestar general le daremos paracetamol o ibuprofeno.

¿Tratamos la tos?. Pues depende. En los menores de seis años los antitusígenos no están indicados porque los riesgos superan a los beneficios. Tampoco mucolíticos o antihistamínicos sirven para mucho. En los más mayores buscaremos el equilibrio entre aliviar pero no anular el mecanismo defensivo que es la tos. En cuanto a los antibióticos, como sabéis, no “matan” a los virus que son los causantes de los catarros, por tanto están contraindicados.


Importante: evitemos que los niños y niñas estén expuestos al humo del tabaco y no olvidemos el lavado de manos como medida básica para disminuir el riesgo de contagio.

Por una infancia feliz

Publicado hoy en el diario Información

Estamos en diciembre, a las puertas de la Navidad, un tiempo que sabe a infancia, que huele a hogar.
Es también tiempo de regalos. Aquí os dejo el mejor de los regalos para vuestros hijos e hijas. Como todos los buenos regalos, no cuesta dinero.
¡Ábrelo!.
Aquí encontrarás diez claves para una crianza saludable, para una infancia feliz:

  • Aprovecha cualquier ocasión para demostrarle a tu hijo o hija lo importante que es para ti. Exprésale tu amor incondicional a cualquier edad.
    Desde que nace se empapa de la melodía de tus palabras al hablarle, al cantarle; de la expresión de tu cara, de tu sonrisa, de tus gestos; de cómo lo/a besas, abrazas, acunas, acaricias… más adelante exprésale también tu amor valorándole/la, animándole/la, apoyándole/la, acogiéndole/la… y cuando llegue la adolescencia aún necesitará más que le/a mires y hables con amor, que oiga lo importante que es para tí, que confías en él/en ella, que le respetas… animándole a que construya sus alas para volar y que sepa que siempre serás el puerto donde puede refugiarse.
  • Cuida de su salud y educa en que adopte unos hábitos de vida saludables en alimentación, actividad física, sueño, higiene, salud digital… y en salud emocional. No olvidemos que somos su modelo. Facilita su autonomía: que aprenda a cuidarse física y emocionalmente.
  • Dedícale tiempo a diario. Procura que ambos tengáis tiempo libre para estar juntos; tiempo compartido… para que se sienta mirado/a, escuchado/a… hacer actividades juntos, jugar, hacer deporte, salir a la naturaleza… tejer complicidades. Un tiempo de disfrutar del placer de estar juntos. Necesita un padre, una madre presente y disponible.
  • Educa con cariño… y normas. Con amor… y autoridad. Elogia lo que hace bien y también los esfuerzos por intentarlo. Ponle límites porque se necesitan para sentirse seguro/a, normas que pueda y deba cumplir: pocas, claras y adaptadas a cada edad. Enséñale lo que está mal, sin violencia, castigo ni humillación.
  • Estimula y apoya su aprendizaje. Fomenta su autonomía desde pequeño/a empezando por las actividades cotidianas, como vestirse, lavarse o comer. No le des todo hecho. Es bueno que poco a poco vaya teniendo sus responsabilidades.
  • Escucha y dialoga con tu hijo/a desde pequeño/a. Muestra interés por su mundo, conoce las etapas de su desarrollo para entender los cambios normales de cada edad. Acéptalo/la y valóralo/la como es: único/a, diferente a los demás.
  • Trasmítele seguridad, tranquilidad, confianza. Ayúdale a quitarse los miedos, a entender sus propias emociones.
  • Déjale/la ser niño/niña. No le hagas partícipe antes de tiempo de las preocupaciones de los adultos. Pero no le ocultes los hechos importantes de la vida. Enséñale y ayúdale a entender que la enfermedad, el dolor o la muerte existen y forman parte de ella.
  • Favorece las relaciones con la familia, necesita sentir que tiene una familia, que pertenece a ella. En caso de que os separéis como pareja, no olvidéis que vuestro/a hijo/a sigue teniendo su familia paterna y materna, ambas son “su” familia.
  • Favorece que tenga amigos/as. Conócelos/as. Los buenos amigos/as son una magnífica red de seguridad en la vida. Enséñale habilidades para la vida como la empatía, la comunicación asertiva o el manejo de problemas y conflictos… le serán de gran ayuda.

Y para terminar dos cosas más:
Los/as hijos/as necesitan unos padres/madres que cultiven la alegría, la serenidad, la ternura, el sentido común y que confíen en la vida. Sois el espejo en el que se miran.
El tiempo que le dediques, la educación y los valores que le trasmitas serán tu mejor herencia.

Basado en el Decálogo para una infancia feliz de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria.

Sí al uso prudente de los antibióticos

Publicado en el diario Información

Los antibióticos son medicamentos, sustancias químicas, capaces de matar a bacterias o bien impedir que éstas se reproduzcan. Son por tanto un poderoso aliado de nuestras defensas para combatir las infecciones bacterianas. Literalmente el término antibiótico significa «contra la vida” o “que se opone a la vida”; en realidad se opone a la vida de los microbios, contra los microbios.
Un antibiótico determinado puede ser eficaz contra un sólo tipo de bacteria o contra varias. Es decir, cada antibiótico es un “arma” frente a una o varias “familias” de bacterias, no contra todas.

Ahora nos cuesta pensar en lo que ocurría en la era anterior a los antibióticos. Desde que el científico británico Alexander Fleming descubriera la penicilina en la década de 1920, su uso ha salvado muchas vidas. Empezando por la de los soldados de la Segunda Guerra Mundial que fueron tratados con ella para curar las infecciones por heridas o las neumonías. Años después Fleming recibía el Premio Nobel de Medicina.

Con la penicilina comienza la era de los antibióticos. Tras ese primer descubrimiento la industria farmacéutica ha ido descubriendo muchos otros. Los antibióticos han supuesto un gran avance en la lucha de la humanidad frente a las enfermedades infecciosas. También en veterinaria. Pero un uso excesivo e indebido acarrea que los gérmenes se vayan haciendo resistentes a ellos y que cada vez sean menos eficaces.

Pero ¿qué es la resistencia a los antibióticos? Se dice que una bacteria ha desarrollado resistencia cuando un antibiótico que hasta ahora la drestruía o detenía su crecimiento pierde esa capacidad y por tanto ya no es eficaz. Hay que usar entonces otro antibiótico más potente que a su vez, al usarlo con más frecuencia y/o de forma indebida, llegará también a ser ineficaz porque la bacteria se hará resistente a él. Esta escalada con “armas” cada vez más potentes y bacterias cada vez más difíciles de combatir, es uno de los retos a los que nos enfrentamos hoy y se agravará en un futuro.
La fármacorresistencia es un problema que se ha acelerado en todo el mundo a causa de varios factores, entre ellos el uso excesivo de medicamentos en los seres humanos, en la ganadería y la agricultura.

Por todo esto cada año, desde el 2008, se celebra el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, una iniciativa impulsada por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés). Su objetivo es concienciar de los riesgos asociados al uso indebido de los antibióticos y realizar un llamamiento al consumo responsable, tanto en salud humana como en sanidad animal.
Y este Día Europeo, 18 de noviembre, se celebra en colaboración con la Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antibióticos que promueve la Organización Mundial de la Salud, del 18 al 24 de noviembre. El objetivo también es sensibilizar sobre la resistencia a los antimicrobianos a nivel mundial y fomentar las mejores prácticas entre la sociedad en general, los profesionales sanitarios y los encargados de formular políticas para detener la aparición y la propagación de infecciones resistentes a los antimicrobianos.

Para terminar es necesario recordar que sólo son eficaces para combatir las infecciones bacterianas. Los antibióticos no actúan contra los virus, por tanto no curan las infecciones causadas por éstos, como el resfriado común o la gripe. Pero no sólo no son beneficiosos, sino que hay que tener en cuenta los efectos secundarios que provocan y la alteración en la flora intestinal con consecuencias a corto y largo plazo. Este mal uso pone también su granito de arena en la aparición de nuevas infecciones por gérmenes resistentes.

El mensaje está claro: Tomemos conciencia del problema y exijamos políticas que frenen la escalada de resistencias, investigación y buenas prácticas a profesionales sanitarios y población general para un consumo responsable.

¿Cómo comen nuestros niños y niñas?

Publicado en el diario Información

EsNuPI nos lo cuenta. No se trata de un muñeco ni un juego. EsNuPI es el Estudio Nutricional en Población Infantil Española, la más reciente y mayor investigación sobre alimentación infantil realizada en España.
Nos desvela como comen los niños españoles y otros hábitos de vida y descanso.
Es un estudio representativo de la población infantil española de 1 a 9 años de edad que vive en zonas urbanas. Los datos se han obtenido a partir de encuestas realizadas a madres, padres y tutores.

El objetivo del estudio es conocer los patrones de alimentación y de hábitos dietéticos, de actividad física y de comportamientos sedentarios en población infantil de 1 a 9 años y evaluar la influencia de factores familiares y personales, educación de los padres y estatus socioeconómico.

Y ¿cómo comen nuestros niños y niñas?
Algunos de los datos publicados del estudio son:
* Ingesta adecuada de energía, siendo los hidratos de carbono los macronutrientes que más contribuyen a la ingesta energética total.
* Ingesta de proteínas y grasas superiores a las recomendadas por las autoridades internacionales de referencia.
* Ingesta de azúcares totales por encima de las recomendadas y creciente con la edad.
* La principal fuente de calcio y vitamina D son la leche y los productos lácteos. La mayoría de los niños y niñas no alcanza las recomendaciones de vitamina D.
* Los niños y niñas de 1 a 4 años ingieren las cantidades adecuadas de calcio y magnesio, fundamentalmente porque la leche sigue siendo una importante fuente alimentaria. Pero su ingesta se encuentra por debajo de lo recomendado en los de 4 o más años. Existe una necesidad de mejorar la ingesta de los nutrientes relacionados con la salud ósea de los niños y niñas españoles, como el calcio, la vitamina D y el magnesio.
* De forma generalizada existe una ingesta excesiva de grasas saturadas, consideradas menos saludables, mientras es deficiente en ácidos grasos monoinsaturados, contenidos en el aceite de oliva, y poliinsaturados, especialmente de la serie omega-3, presentes sobre todo en el pescado. Es necesario por tanto incrementar el consumo de ácidos grasos Omega-3 DHA y reducir la ingesta de grasas saturadas.
* El consumo de alimentos considerados menos saludables va aumentando con la edad mientras que se reduce el de otros alimentos saludables, como la leche y los productos lácteos, las verduras y las frutas.

Conocer los hábitos alimentarios en esta primera década no sólo es importante en relación con el crecimiento y desarrollo de los niños y niñas, también lo son porque marcan el comportamiento nutricional a corto, medio y largo plazo.
En los primeros años de vida empiezan a establecerse los hábitos alimentarios, que se consolidan antes de finalizar la primera década. La mayoría de estos hábitos persistirán en la edad adulta.

Este estudio aporta datos útiles para identificar posibles problemas, permitirá intervenir estableciendo recomendaciones actualizadas de hábitos saludables en la infancia y desarrollar programas de intervención a nivel de salud pública.
Porque sabemos que los patrones dietéticos poco saludables en edades tempranas se asocian con una mayor prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles en la vida adulta (obesidad, hipertensión arterial, diabetes de tipo 2, enfermedades cardiovasculares, etc.) ahí está el objetivo último: la prevención de enfermedades crónicas en la vida adulta.

Inicio

¿Vacunamos de gripe a la población infantil y adolescente?

Publicado hoy en el diario Información

La gripe llega cada año ocasionando un importante problema de salud pública. Ha habido un cierto paréntesis, porque al inicio de la pandemia de la COVID-19 la incidencia mundial de gripe fue muy baja, pero vuelve a reaparecer.

Afortunadamente la mortalidad en menores de 15 años es mínima pero el 95% de los que fallecen tienen menos de 5 años, la mayoría con uno o más factores de riesgo. Por eso veremos que es importante vacunar a esta franja de edad y sobre todo si tienen enfermedades de base.
Por otro lado la gripe causa un elevado número de visitas en Atención Primaria, consumo de antibióticos por las complicaciones, sobre todo respiratorias e ingresos hospitalarios.

La vacuna antigripal es la forma más efectiva de prevención de la gripe. Desde el año 2012 la Organización Mundial de la Salud y otras agencias reguladoras internacionales recomiendan que los niños de 6 a 59 meses sean considerados una prioridad para la vacunación contra la gripe. Así se han manifestado también la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial-Ministerio de Sanidad y el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP).

Por tanto consenso en recomendar la vacuna antigripal a niños y niñas de 6 a 59 meses.
También lo hay en recomendar la vacunación a población infantil superior a 59 meses de edad, incluída la adolescencia, con condiciones de riesgo y a sus contactos estrechos. La población considerada de riesgo lo es por su enfermedad de base o por el tratamiento que reciben; pueden sufrir formas complicadas y más graves de la enfermedad o presentar una desestabilización de su patología. Se puede consultar el listado completo de situaciones y enfermedades en la web del CAV-AEP.
Debemos reforzar la vacunación en estos grupos especialmente vulnerables para lograr mejores coberturas de vacunación. Los estudios realizados nos muestran que en España la población de riesgo vacunada no supera el 20%.

¿Alguna otra recomendación para esta temporada 2022-2023?
El CAV-AEP detalla también que es recomendable vacunar:
Población a partir de los 6 meses que convivan con pacientes de riesgo.
Población a partir de los 6 meses que conviven con menores de 6 meses.
Profesionales sanitarios.
Embarazadas, tanto para su propia protección como para la de su futuro/a hijo/a, en cualquier momento del embarazo.

¿De qué vacunas disponemos este año?
Existen cinco vacunas comercializadas en España, todas ellas con un buen perfil de seguridad Se recomienda emplear las vacunas antigripales tetravalentes por vía intramuscular o subcutánea profunda y atenuadas para vía intranasal. La vacuna intranasal está aprobada para niños y adolescentes entre 2 y 17 años.

¿Con qué pauta? De 6 meses a 8 años de edad se administrarán 2 dosis separadas al menos por 4 semanas. Pero si el niño o la niña se hubiera vacunado de gripe con dos dosis en temporadas anteriores, sólo se le administrará una dosis este año. De 9 años en adelante, sólo se administrará una dosis.

La vacunación antigripal a la población pediátrica en general, a partir de los 6 meses, es una medida preventiva recomendable por cuanto proporciona protección individual y favorece la protección familiar y comunitaria.