Onicomadesis y enfermedad boca-mano-pie

Os hablaba en mayo, a raíz de ver muchos niños en consulta, de la Enfermedad Boca-Mano-Pie.
Esta semana he visto a Noa, una niña pequeña que me dejó hacerle estas fotos: la superior fue el inicio y se diagnosticó de enfermedad boca-mano-pie.
Unas semanas más tarde consulta de nuevo por observar el desprendimiento de las uñas de las manos. La mamá, muy sabiamente, lo relacionó con la enfermedad.
Efectivamente, se produce la separación o el despegamiento indoloro y sin inflamación de la lámina del lecho ungueal en la zona proximal, apareciendo por debajo una uña nueva y se denomina con una palabra rara: onicomadesis. No hay que hacer ninguna maniobra local, sólo mantener limpia la zona y evitar traumatismos.
Se resuelve espontáneamente en el curso de varias semanas.

Precisamente hace unos meses había leído un artículo a través del blog PediatrasElche´s: Onicomadesis y enfermedad boca-mano-pie dónde ampliar información y ver más imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *