Más sobre la alimentación en el segundo semestre

Copio parte del correo recibido de la mamá de I., una preciosa niña de 10 meses, porque expresa muy bien la situación y, como acordamos, le contesto desde aquí por la frecuencia con que surgen estas dudas.

(…) Te escribo porque tengo alguna duda sobre su alimentación y claro, desde la última visita al centro de salud allá por su sexto mes de vida, parece que se hace un poco largo y la información de la hoja del centro de salud, un poco “corta”. 

Durante este tiempo son muchísimos los cambios, tanto a nivel de alimentación como de evolución y, como mamá primeriza, de vez en cuando me asaltan las dudas y la típica frase en mi cabeza “lo estaré haciendo bien?”.

(…) me surge la duda de si estará comiendo poco….

Te resumo: 

Lactancia materna prácticamente a demanda, no menos de 4-5 veces al día. Por la noche se suele despertar una vez y después, a las 7:00, antes de irme a trabajar, le doy pecho otra vez.

Sobre las 10:00: una pequeña papilla de cereales (90-100 ml)..con agua o caldo de verduras, pues sigue sin aceptar con agrado la leche de fórmula.

13:30 – 14:00: papilla de verduras con carne (pollo y ternera) o lentejas con arroz.

Zumo de media naranja, y un poco de fruta raspada con la cuchara. Pecho.

18:00: frutas y/o yogur natural….pero la fruta la come muy mal, apenas unas cucharadas…la envasada mejor, pero intento que sea fresca….habría alguna alternativa para la merienda ?

Pecho (a veces ya no quiere después de la merienda!).

21:00: pecho…y suele pedir después sobre las 23:00.

De entrada: lo estás haciendo muy bien!, y cuando vengan las dudas consulta, para eso estamos.

Y en cuanto a la segunda pregunta, si estará comiendo poco, también tranquilidad… hay dos aspectos que nos orientan a cómo va la cosa…por un lado su curva ponderal y por otro la encuesta de lo que come, si es variado o no… no importa tanto las cantidades pues variarán desde que empezamos a introducir los nuevos alimentos, las nuevas texturas, la facilidad de cada niño a adaptarse a los cambios, si respetamos su ritmo y no intentamos imponer el nuestro… poco a poco irá aumentando las cantidades hasta alcanzar “su” volumen que será más o menos diario y que también variará porque no siempre tendrá el mismo apetito; desde luego los volúmenes que alcanza en la etapa de bebé suelo deciros que difícilmente lo mantendrá en su infancia, lo mismo que la fruta. A propósito, en cuanto a lo que comentas de la fruta, no te preocupes si toma poca, sigue con el zumo de una naranja natural a diario y algo más, en pequeña cantidad, bien madura deshecha en el yogourt; dentro de poco la tomará a trocitos o chafada con tenedor y la aceptan mejor que triturada.

He repasado lo escrito hasta ahora y veo que en una entrada anterior he tocado también el tema: Orientando en la comida a los 10 meses de vida. Especialmente destacaría:

En cuanto a cuándo empezar con cenas, como llamo yo “de mayor”, sobre los 10 meses es un buen momento: aunque no tenga dientes hacen ya movimientos de masticación y como lo que le damos esta muy deshecho no hay problema; por otro lado ya ha aprendido a pinzar con los dedos de la mano y se llevará ya pequeños trocitos a la boca, ya tiene una participación activa y es importante; así que la imagen sería ella sentada frente a ti y mientras se va llevando como un juego el alimento a la boca, tu vas dándole también.

Hay también un par de enlaces que merece la pena leer: en las Recomendaciones de Cataluña, a partir de la pág. 14 tenéis orientaciones de menús. Difiero en proponer un segundo puré de cereales para cenar en el menú-tipo de los 8 meses. Creo preferible añadir algún lácteo en la merienda, un yogourt por ejemplo, todo depende de si está con teta o no. Totalmente partidaria de ese “resopón” de última hora de la noche para dormir porque les relaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *