Faringoamigdalitis

Cuando hablamos de amigdalitis en realidad incluimos un amplio grupo de infecciones de la vía aérea superior, porque no se delimita bien la zona afectada, por eso se utiliza el término faringitis, faringoamigdalitis o amigdalitis. Yo suelo hablar siempre de faringoamigdalitis porque creo que es el término que mejor se adapta a la “delimitación de la zona afectada”, desde luego siempre lo hago en los menores de 3 años y uso el término amigdalitis (= anginas) en niños más mayores.

En cualquier edad, pero sobre todo en los más pequeños, la causa suele ser vírica y por tanto requerirá un tratamiento sintomático.
Sólo aproximadamente en un tercio de los casos, a partir de la edad escolar, las faringoamigdalitis tendrán causa bacteriana y el gérmen más frecuente es el estreptococo beta hemolítico grupo A; el tratamiento, además del sintomático, será también etiológico con penicilina oral durante 10 días para erradicar el germen, o eritromicina en los alérgicos a ésta.

Salvo si tomamos un frotis de la zona y se realiza un cultivo (que tarda unos días y por eso no suele hacerse) o con otra prueba, más rápida, de detección de estreptococo (que tampoco solemos hacer) no sabremos exactamente si la causa es vírica o bacteriana, pero sí hay una serie de síntomas y signos que nos orientan. Por ejemplo, si hay síntomas catarrales, moco, tos…la causa, prácticamente segura, será vírica. Cuando vemos al explorar al niño, sobre todo si ya es escolar, exudados blanquecinos en amígdalas nos orientamos hacia causa bacteriana aunque, en bastantes casos, esas amígdalas (como se ve en la foto) pueden tener un origen vírico también.

Quizás también te interese:
Catarro de vías altas o Resfriado común

Tratamiento del resfriado común

Tratamiento del resfriado común (cont.)

Una respuesta a “Faringoamigdalitis”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *