Vías respiratorias altas

Creado por Isabel Rubio en 7 diciembre 2010 under General | 2 Comments to Read

Estos días he tenido varias preguntas en la consulta a raíz de hablar de la faringoamigdalitis. Entiendo la confusión de términos cuando no se conoce la anatomía de la zona.

Veamos:
1.- Aparato respiratorio:
En primer lugar hablamos de vía respiratoria a la ruta o vía por donde pasa el aire hacia los pulmones y viceversa: desde los pulmones al exterior.
Entra el aire habitualmente por la nariz, también podemos respirar por la boca, por ambas vías llega el aire a la faringe y entonces se abre la epiglotis que es como una lengüeta que se abre para dejar que pase el aire a la laringe y tráquea o bien se cierra cuando lo que tragamos es alimento para que éste pase hacia el esófago. La tráquea se bifurca en los 2 bronquios principales: derecho e izquierdo y después se van ramificando en conductos cada vez más finos que son los bronquiolos que terminan en los llamados sacos alveolares y alveolos.

Hablamos de vía respiratoria alta desde nariz hasta la laringe y de vías bajas desde laringe a los últimos bronquiolos.

2.- Vayamos por partes:
Adenoides: también se les conoce como amígdala faríngea, es una masa de tejido linfático (tejido que es como una red con células encargadas de nuestra defensa frente a las infecciones) que está situada al fondo de las fosas nasales, donde la nariz y la boca se unen. Está ubicada por tanto en una puerta de entrada de microorganismos y es una primera barrera frente a las infecciones, esa es su función.
Amígdalas: Igual que las adenoides, las amígdalas son masas de tejido linfático y se ven en la parte posterior de la garganta cuando abrimos la boca. Su superficie no es uniforme, se parece a la superficie lunar. Hacen también de barrera en otra puerta de entrada a nuestro organismo.
Laringe: Es la estructura que une la faringe con la tráquea (en el dibujo corresponde a la zona donde están las cuerdas vocales).


Oído: También tiene relación con las vías altas dado que por medio de la Trompa de Eustaquio se comunica la faringe con el oído medio, que es apenas un espacio pequeño. En el esquema la trompa de Eustaquio es estrecha y alargada porque es el de un adulto, pero en realidad en los niños ese “conducto” es corto, más ancho y además los lactantes pasan horas tumbados por lo que fácilmente el moco llega a ocupar el oído medio. El pequeño espacio que es el oído medio sólo se puede airear por la Trompa de Eustaquio, otra de sus paredes es el tímpano, que es una membrana fina y que es lo que visualizamos cuando miramos con el otoscopio.


Senos paranasales: Son cavidades aéreas situadas en el interior de huesos de la frente y cara y que se comunican con la cavidad nasal; los niños al nacer apenas los tiene desarrollados, pero progresivamente se van haciendo esas cavidades.


Mucosa: Y nos quedaría por hablar de la túnica mucosa que reviste a todas estas estructuras: a la nariz, faringe, senos paranasales…y que produce moco.

Quizás también te interese:
Aprendiendo la dosis de los antitérmicos

Be Sociable, Share!
  • Bitacoras.com said,

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Estos días he tenido varias preguntas en la consulta a raíz de hablar de la faringoamigdalitis. Entiendo la confusión de términos cuando no se conoce la anatomía de la zona. Veamos: 1.- Aparato respiratorio: En primer lu……

  • Maniobra de Valsalva | Maynet said,

    [...] empezar conviene repasar la anatomía del oído que puedes ver en Vías respiratorias altas, sobre todo para que veáis el esquema del [...]

Add A Comment