Infecciones de vías respiratorias

Las infecciones respiratorias se clasifican en función de la zona del árbol respiratorio afectada:
1.- Infección de vías respiratorias altas o superiores (IVRS)
2.- En el límite entre vías altas y bajas estaría la Laringitis y también podríamos colocar aquí otra enfermedad, grave y afortunadamente poco frecuente, que es la Epiglotitis (ver esquema de Vías Respiratorias).
3.- Infección de vías respiratorias bajas, que no se suelen nombrar así porque cada una de ellas tiene entidad propia: Traqueítis. Bronquitis. Bronquiolitis. Neumonía.
Y una vez visto el aparato respiratorio completo, nos centramos en las infecciones de vías respiratorias altas para intentar aclarar los distintos diagnósticos que a veces os damos.
Os recuerdo que alrededor del 80 % de las infecciones respiratorias sólo afectan a vías altas y el término IVRS engloba:
* CATARRO COMÚN / ADENOIDITIS
* FARINGITIS /FARINGOAMIGDALITIS / AMIGDALITIS
* OTITIS MEDIA AGUDA
* SINUSITIS

CATARRO COMÚN: Ya os hablé del Catarro o Resfriado, sólo destacar que es la infección más frecuente en la infancia, que los síntomas son la obstrucción nasal y la rinorrea clara o mucopurulenta. Los causantes son los virus (rinovirus, coronavirus, respiratorio sincitial…) y por tanto sólo tienen tratamiento sintomático y que son enfermedades autolimitadas, aunque muchos de vosotros cuando los veis con moco durante semanas penséis que no es así, pero todas tienen un principio y un fin, sólo que a veces (sobre todo si está en su primer o segundo año de escolarización) casi unen un proceso con otro.
¿Y cuando hablamos de ADENOIDITIS?: Es difícil que sólo se vea afectada una zona tan pequeña, en realidad en los catarros está inflamada toda la mucosa nasal, adenoides y faringe. Suelo hablar de adenoiditis en los cuadros que hay poca rinorrea pero el niño está tragando moco, la mayor parte del moco cae por detrás, por faringe, hablamos de moqueo post-nasal; al explorarlo y abrir la boca vemos al fondo como se descuelga el moco y va tragándolo continuamente. En realidad es un mismo proceso: inflamación de toda la mucosa nasal, adenoides incluidas. Las adenoides van aumentando su tamaño a lo largo de los primeros años de vida y por las infecciones de repetición van “trabajando” ya que están estratégicamente situadas en la puerta de entrada del aire y pueden alcanzar un tamaño que les haga tener entidad propia, hablaremos entonces de hipertrofia adenoidea y el niño presentará obstrucción nasal, voz hiponasal, ronquidos…pero esto ya es otro tema.

FARINGITIS/ FARINGOAMIGDALITIS/ AMIGDALITIS: Lo hablaba días pasados en una entrada sobre esta enfermedad «Yo suelo hablar siempre de faringoamigdalitis porque creo que es el término que mejor se adapta a la delimitación de la zona afectada”. La faringe está inflamada, hay dolor y puede haber tos. A veces hablamos sólo de AMIGDALITIS, que al fin y al cabo es una forma de faringitis en la que también hay inflamación de las amígdalas, que pueden presentar exudados blanquecinos.

SINUSITIS: En el contexto de los catarros es posible la infección de los senos paranasales. Hay senos que están presentes desde el nacimiento y otras cavidades se van formando a lo largo de la infancia, por esto sólo en el niño mayor y adolescente se darán las sinusitis maxilares o frontales como ocurre en el adulto (con clínica de dolor maxilar o cefalea frontal, tos nocturna…). Pero también hablamos de sinusitis en el niño pequeño cuando se prolonga el moco y la tos 10-15 días y sospechamos que puede haber una sobreinfección bacteriana y por tanto el tratamiento será con un antibiótico. Por eso es tan importante que aprendáis a observar cuando son catarros de repetición: los inicios con estornudos, moco claro, a veces fiebre….y a los 7-10 días ya lo veis mejor, casi bien, algo de tos o moco espeso… y de nuevo una tarde estornudos, hidrorrea…y empezamos de nuevo….El diagnóstico de sinusitis es clínico: dependerá de la historia, de lo que nos contáis, de los síntomas y de la exploración; no está indicada la radiología.

De la OTITIS hablare en otra ocasión.

2 respuesta a “Infecciones de vías respiratorias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *