Cólico del lactante (tercera parte)

calmar-bebe-0
¿Qué podemos hacer? ¿cuál es el tratamiento?:
No hay ningún tratamiento que se haya demostrado que “cure” el cólico del lactante. Pero hay algunas cosas que se pueden hacer cuando el bebé tenga cólicos para que estos resulten más llevaderos para toda la familia.
Siempre recomendaré no dejar que llore el bebé. Cuando alguna madre me plantea el tema de “es que lo voy a acostumbrar a los brazos” mi respuesta es que bendita “malacostumbre” y a continuación explico lo que hablamos con el tema del llanto.
Hay que repasar una serie de posibilidades como causa del llanto, con el orden que los padres quieran y con sentido común, aconsejo probar con cada una cinco minutos, si no hay respuesta pasar a otra:
Tiene hambre, quiere alimento.
No tiene hambre pero quiere succionar.
Quiere que le cojan en brazos, quiere contacto.
Puede que necesite estímulo o, al contrario, hay un exceso de estímulos sensoriales (ruidos, luz, frío, calor) que le molestan.
Está cansado, necesita dormir.
Qué otras acciones pueden ser útiles:
Mecer al bebé en la cuna suavemente; mecerse en una mecedora con el bebé en brazos; tumbarlo boca abajo sobre el regazo o sobre una bolsa de agua caliente; darle un paseo en cochecito, muchas madres comentan lo tranquilizador que es pasearle por calles empedradas pues algunos bebés responden positivamente al movimiento; darle un baño tibio; ponerle música o al contrario, colocar al bebé en la misma habitación donde está funcionando una secadora de ropa, una máquina de ruido blanco, una aspiradora o algo similar pues a algunos bebés les tranquiliza el ruido de fondo constante a volumen bajo. Hay madres que han recurrido a pasearle en el automóvil con buenos resultados.
Y sobre todo ayuda a la madre: Si estás dándole pecho no tomar café ni bebidas estimulantes. Cuídate, descansa, aprovecha cuando duerma para echarte una siesta, pide ayuda, sal de casa para despejarte, para desconectar (seguro que tienes a alguien cerca que estará encantada de cuidar un rato al bebé).

Lo más importante es saber que se trata de un trastorno benigno, que tu hijo está sano y que desaparecerá espontáneamente antes de los 4 meses de edad.

Y hay cosas que NO:
NO abandonar la lactancia materna ya que no es la causa de los cólicos, ni para “ensayar” con una leche especial para ver si mejora el llanto.
NO realizar cambios de leche si está alimentado con lactancia artificial sin consultar a su pediatra.
NO iniciar tratamiento con medicamentos sin consultarlo previamente.

Una respuesta a “Cólico del lactante (tercera parte)”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *