Carta a los Reyes Magos

Ayer, en el Especial de Navidad del periódico Información, publicaba mi carta a los Reyes Magos.

Queridos Reyes Magos:

Aquí estoy de nuevo. Un año más. Después de tanto tiempo sigo escribiendo a sus majestades cada Navidad con la misma ilusión que cuando era niña, supongo que trabajar con los más pequeños tiene estas ventajas.

Ya saben que soy buena personica, también este año creo que no tendrán queja, no tiene mucho mérito porque así me educaron, en la responsabilidad, honestidad, generosidad… y lo que se mama en la infancia dura toda la vida.

A lo que vamos, dado que considero haberme portado bien, les pido un montón de cosas.

Para mí quiero regalos de los que no cuestan dinero, quiero risas, abrazos, “te quiero”, achuchones, sonrisas, caricias, besos…y una caja donde meter los miedos y los malos sueños.

También quiero pedirles que no dejemos que se muera la pediatría de Atención Primaria. Llevamos muchos años anunciando que vamos quedando pocos pediatras en los Centros de Salud, que se debe planificar el futuro, que hay que ampliar el número de plazas de pediatría para que se produzca el relevo generacional, incrementar la visibilidad del pediatra de cabecera, que sea una opción atractiva para los estudiantes de medicina y residentes de pediatría… podría decirles muchas cosas más, pero ya saben sus majestades por donde voy. Sólo añadir que trabajemos con unas condiciones laborales dignas, porque al final lo que cuenta es que la asistencia en los centros de salud a los niños y adolescentes sea de la mejor calidad.

Y por último pedirles que los niños y niñas vivan su infancia como lo que son: niños y niñas, que nada ni nadie se la arrebate, que su casa sea un refugio en la que el amor esté por encima de todo y que la sociedad en la que vivan les cuiden como el tesoro más preciado porque son el futuro, porque son ciudadanos, porque son oro puro.

Sólo una cosa más: que repartan salud y ya sin más me despido de sus majestades deseándoles que se cuiden mucho y que recuerden vacunarse de la gripe que ya tienen una edad. Muchas gracias de antemano por todo lo que nos traerán. ¡Hasta el próximo año!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *