Más datos acerca de la bronquiolitis

Posted by Isabel Rubio on 24 enero 2013 under Educación para la Salud: El Lactante, Enfermedades de la Infancia, General | Read the First Comment

Estamos en pleno “epidemión” de cuadros catarrales, gripe y, por supuesto, bronquiolitis. Con Bronquiolitis está Gonzalo, Víctor, María… todos ellos lactantes sanos que, ahora, acuden a control a diario al Centro de Salud.
En los menores de 2 años, las infecciones respiratorias de vías bajas son sobre todo causadas por el virus respiratorios sincitial (VRS).

Son lactantes de más riesgo los prematuros, los que padecen una enfermedad pulmonar o una cardiopatía congénita, precisando ingreso hospitalario, en nuestro país, el 13%, según el estudio “Calidad de vida en lactantes nacidos prematuros según ingresos por infección respiratoria”, realizado por el Dr. José Ignacio Méndez Rubio y colaboradores.

En el estudio “Incidencia y costes de la hospitalización por bronquiolitis y de las infecciones por virus respiratorio sincitial en la Comunidad Valenciana (2001-2002)”, realizado por el Dr. Díez Domingo y colaboradores, de los 3.705 ingresos registrados en los centros de la Comunidad Valenciana, 1.479 casos se debieron a bronquiolitis por VRS.

Más información en Bronquiolitis y Genética y Bronquiolitis.

Nuevo número de la revista FAMIPED

Posted by Isabel Rubio on 1 febrero 2011 under General | 2 Comments to Read

Hoy se ha publicado un nuevo nº de la revista FAMIPED y tenía pendiente comentar el nº de diciembre. FAMIPED es, como sabéis, una revista electrónica de información para padres de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), de la que tenemos enlace en maynet y a la que también podéis suscribiros.
De este nº 4 publicado en diciembre destaco:

* De Ana Martínez Rubio, pediatra de Atención Primaria del Centro de Salud de Camas (Sevilla), es la editorial: Alimentación en centros escolares y junto a otras compañeras, Esther Garrido y Teresa Pastor, es autora también de Más juegos y menos juguetes.
En la editorial nos habla del papel de los comedores escolares en la educación en alimentación y nos recuerda las recomendaciones para las familias desde la AEPap :
•  Es fundamental tomar un buen desayuno al empezar el día.
•  Si se desayuna bien, prácticamente no se necesita tomar nada a media mañana, ya que en pocas horas más viene el almuerzo. El recreo es para jugar .
•  El tentempié más saludable en el recreo es la fruta . O un bocadillo de pan. También se puede tomar un yogurt o leche. Pero, si nos damos cuenta, niños y niñas toman, en general, poca fruta y muchos lácteos a lo largo del día. Es mejor darles una oportunidad más para tomar fruta.
•  La mejor bebida es el agua . Quita la sed, no produce caries, no engorda ni quita el apetito. Al contrario que todas las demás bebidas dulces.
•  Las pirámides nutricionales ofrecen una guía sobre la frecuencia con que deben tomarse los distintos tipos de alimentos.
La actividad física es fuente de salud, además mejora el humor y la autoestima. Es conveniente que se realice al menos una hora al día de actividad física enérgica, y mejor si es al aire libre.

Salvo en el tema pirámide nutricional, del que un día tengo que sentarme para hacer una valoración crítica, apoyo todas las medidas.

* Os será útil el artículo de María Jesús Esparza Olcina: Prevención de accidentes en el hogar para casas con niños de 1 a 4 años.

* También, si tenéis hijos lactantes, os aconsejo leer el artículo de Juan José Morell: ¡Que viene la bronquiolitis! ¿qué podemos hacer?, desde donde acceder a la información de la AEPap  y de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica sobre esta enfermedad que en estos meses tiene una gran incidencia.

* ¿Qué pasa con el asma?, una información útil de esta enfermedad que nos facilita el pediatra Manuel Praena, del Grupo de Vías Respiratorias.

* Especialmente me ha gustado el artículo: Las mentiras piadosas en situaciones difíciles, de la pediatra Amelia Astray San-Martín. Me ha recordado al artículo que escribía a primeros del 2010: “Mamá está enferma”, pero mejor y más didácticamente explicado.

* También me ha parecido de visión obligada el vídeo: “De aquí no pasas”, una iniciativa para que los adolescentes aprendan a proteger su privacidad en Internet, que forma parte de una campaña con la que Save the Children, en colaboración con la agencia Sr Burns y el apoyo del Ministerio de Sanidad y Política Social, quiere ayudar a concienciar del peligro de una mala utilización de las redes sociales.
Imagen de previsualización de YouTube

Genética y Bronquiolitis

Posted by Isabel Rubio on 4 noviembre 2010 under Educación para la Salud: El Lactante, Enfermedades de la Infancia, General | Read the First Comment


En el nº de octubre, de una de las revistas pediátricas que recibo, leo la editorial y creo que os puede ser de interés, son muchos los niños que cada año diagnosticamos de Bronquiolitis y ya hemos empezado “la temporada”.

La Bronquiolitis es la infección aguda de vías respiratorias bajas más frecuente en niños menores de 2 años y la principal causa de hospitalización a estas edades. Sabemos que un 10 % de los lactantes presentará una bronquiolitis y entre un 2 a un 5% precisará ingreso hospitalario.
La clínica es muy variable, desde un cuadro en el que predominan los síntomas catarrales (la mayoría)… hasta dificultad respiratoria grave.
Se conocen distintos factores de riesgo que se asocian a enfermedad grave: prematuridad, enfermedad cardiaca, enfermedad pulmonar crónica o inmunodeficiencias, y si el niño tiene menos de 12 semanas, pero la gran mayoría de los niños hospitalizados son niños sin estas enfermedades de base.
¿Qué otros factores contribuyen a que la enfermedad sea más grave?: la contaminación, el humo del tabaco, la mayor “agresividad” del virus y factores que dependerán del niño.
Los autores del artículo (Figuerola Mulet y Osona Rodríguez de Torres) plantean el papel de la predisposición genética, que se apoya en la asociación de ser más susceptible a presentar formas más graves si hay historia familiar de asma o en función de la raza, etnia o sexo. Revisan distintos trabajos sin una conclusión clara, pues es sumamente complejo el estudio de los genes relacionados con la enfermedad, aún aproximándose al estudio de determinados genes candidatos a ser los implicados en esta infección viral.

Quizás también te interese:
Bronquiolitis Aguda

Bronquiolitis Aguda

Posted by Isabel Rubio on 4 marzo 2010 under Educación para la Salud: El Lactante, Enfermedades de la Infancia, General, Hijos | 4 Comments to Read

ayersmorphine
La bronquiolitis es una infección respiratoria del lactante. Afecta a niños menores de 2 años, aunque preferentemente se da en el primer año de vida (el 90% tienen entre 1 y 9 meses).

Es un proceso infeccioso vírico, sobre todo por un virus llamado virus respiratorio sincitial (VRS).

Se inicia con un cuadro catarral, moco y obstrucción nasal, seguido de tos seca y progresiva dificultad al respirar.
En la mayoría de los casos suele ser leve y controlada en el centro de salud; no obstante, algunos casos son graves y requieren asistencia hospitalaria: son los lactantes en los que la dificultad respiratoria es importante y ésta provoca, además, problemas en la alimentación.

Hay unos factores de riesgo que hemos de tener en cuenta para valorar a un lactante con bronquiolitis, pues suponen un riesgo de mayor gravedad y son:
que haya sido prematuro, menor de 35 semanas
que sea un lactante pequeño menor de 3 meses
que haya nacido con problemas de inmunidad (de defensas frente a las infecciones)
que haya nacido con problemas de corazón
que padezca una enfermedad pulmonar previa

La duración es de unos 12 días, aunque un 18 % presentaran síntomas a los 21 y un 9% hasta los 28 días.

El tratamiento, como enfermedad vírica, es un tratamiento sintomático:
1.- Recomendaciones generales:
Posición semiincorporada para facilitar la respiración.
Fraccionar la alimentación, ofreciendo pequeñas cantidades de alimento, para evitar la fatiga.
Ofrecer líquidos,adecuados a la edad, con frecuencia.
Mantener el ambiente libre de humos. No fumar en casa.
2.- Tratamiento sintomático:
Mantener la nariz limpia mediante lavados de suero fisiológico y aspirador de secreciones nasales.
En caso de fiebre, administrar paracetamol o ibuprofeno.
El pediatra valorará cada niño individualmente y decidirá si es aconsejable añadir alguna otra medicación que mejore la dificultad respiratoria.

Será necesario siempre un seguimiento cercano del lactante hasta su curación.

Isabel Rubio