De pequeñico se endereza el arbolico

Escrito por Isabel Rubio el 11 octubre 2014 dentro de Educación en Valores, Educación para la Salud: La Adolescencia, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

Hoy en el Suplemento de Salud del periódico Infomación se publica este artículo, del que no soy autora, aunque aparece con mi nombre. Lo ha escrito la Dra. Cristina Giménez, Médico Residente de Pediatría del Hospital General Universitario de Elda que actualmente realiza rotación conmigo. ¡Gracias Cristina!.

El otro día fui a una librería a buscar un regalo para unos padres primerizos que, desde que nació su pequeña Elena, se han apoyado mucho en esos “manuales para padres” que tanto abundan hoy en día. La niña tiene ya 6 años, y la cuestión es que me costó mucho trabajo encontrar algo adecuado.
Resulta que se han escritos miles y miles de páginas sobre el primer año de vida, o los 2 primeros, y también mucho sobre la adolescencia y sus problemas, pero entre medias, nada. Es como si durante ese periodo de tiempo, delimitado entre las rabietas de los 2 años y las “broncas” del adolescente, no hubiera trabajo por hacer o no fuera necesario ejercer de padres.
Y lo cierto es, que durante este periodo es cuando más cosas podemos hacer para asentar los cimientos de una buena relación padre-hijo, que sea capaz de combatir cien adolescencias y sus peligros.
Cuando pensamos en la adolescencia nos ponemos siempre en lo peor, y nos viene a la cabeza el alcohol, las drogas, los embarazos,… cosas que todo padre querría evitar para su hijo o hija adolescente. Y aunque nadie tiene la fórmula mágica para poder evitar al cien por cien que nuestros chicos se vean arrastrados al mundo de las adicciones y las conductas de riesgo, se ha visto que una buena relación padre-hijo disminuye considerablemente el riesgo de que esto ocurra., aquella que hemos de ir construyendo desde la infancia, mucho antes de los primeros cambios de la pubertad.

¿Y qué cosas podemos hacer como padres?
Para empezar debemos dedicarle tiempo a nuestros hijos, conversar con ellos cada día sobre sus vidas, sus sentimientos. Debemos hacer que el hogar sea un lugar positivo para todos, animar a nuestros hijos a que se pongan metas a corto y largo plazo, y que se sientan bien consigo mismos y con sus logros. Hablar acerca de su futuro, que sean conscientes (y también debemos serlo los padres) de que un día habrán de hacerse mayores, marcharán de casa, serán autosuficientes, tendrán sus hijos y pondrán sus reglas.

Se debe establecer una opinión “familiar” de rechazo firme hacia las sustancias y conductas nocivas. Aprovechando las situaciones que van surgiendo a lo largo de la vida (casos en televisión o de conocidos) para reafirmar esa opinión de claro rechazo hacia las drogas, el abuso de alcohol, la conducción temeraria, el tabaco,…

Debemos ser unos padres que se “meten” en las vidas de sus hijos. Respetando su intimidad, pero interesados en conocer a sus amigos, en saber a dónde van, con quién. Y dejarles claro que forma parte de ser buenos padres y que lo hacemos porque les queremos.

Y nosotros dictaremos las reglas de conducta (ayudar en tareas del hogar, volver a casa a una determinada hora, etc), y dejaremos claro que habrá consecuencias si estas reglas no se cumplen, consecuencias que serán avisadas de antemano, y mejor si han sido consensuadas con los propios chicos.

En definitiva, más vale prevenir que curar. Y si nos dormimos en los laureles, cuando llegue la adolescencia y nos despierte de golpe, no vamos a ser capaces de reaccionar a tiempo. Y en plena revolución puberal, no podremos esperar de nuestros hijos conductas y actitudes que durante toda la infancia no nos hemos preocupado por inculcar.

Día “P”

Escrito por Isabel Rubio el 8 octubre 2014 dentro de General | Lea el primer comentario

diapediatria

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha considerado oportuno crear un Día en el que se recuerde en todo el Estado el papel de nuestra especialidad, el de los profesionales pediátricos y el mantenimiento de la calidad de la atención pediátrica como garante de la mejor salud infantil,  conmemoración que no existía en nuestro país. Este año se eligió el 8 de octubre como el DÍA NACIONAL DE LA PEDIATRÍA y el lema: ”El pediatra, uno más de la familia”.

Mal tenemos que estar para necesitar llamar la atención sobre la Pediatría y la figura del pediatra. Yo os remito a una entrada anterior: Ser pediatra de cabecera, esa es mi vocación.

Os dejo con el vídeo de presentación que la AEP ha realizado con motivo de este día:

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

¿Se pueden prevenir las infecciones?

Escrito por Isabel Rubio el 1 octubre 2014 dentro de Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Enfermedades de la Infancia, General | Sea el primero en Comentar este post

Veo en estos días de la vuelta al cole, entre anuncios de ropa y material escolar, la publicidad de nuevos jarabes que ofrecen a los padres protección para sus hijos frente a las infecciones. Estos productos que entran al mercado ahora también ofrecen, “estimulando las defensas”, remedio frente a las alergias, así, en general y en un quién da más, también mejora el descanso nocturno. Se incorporan a la larga lista de productos que, sin estudios que avalen su eficacia, con diseños llamativos, a menudo con dibujos de animales (¿porqué será?) y con buenas campañas publicitarias lanzadas en fechas estratégicas, como es el inicio del curso en este caso, buscan su cuota de mercado ante la ansiedad que generará en los padres las infecciones de repetición.

En las próximas semanas nuestras consultas se empezarán a llenar de niños con los primeros catarros, sobre todo los que han empezado guarderías y escuelas infantiles y a lo largo de los meses siguientes vendrán una y otra vez. Surgirán las mismas preguntas: “¿vamos a estar todo el invierno así?, ¿qué podemos hacer para que no se ponga “malo” nuestro hijo?”.
Suelo responderles que su hijo ha iniciado la escolarización a una edad temprana y sabemos que pasará un mayor número de enfermedades infecciosas que los niños, de edad similar, que están en casa; aunque el cómputo global de infecciones que pasará en la infancia es similar en todos. Se tratará de infecciones respiratorias concentradas en el primer año, en general procesos víricos autolimitados.

En cuanto a si se pueden prevenir las infecciones, partimos de que los niños pequeños son más vulnerables a ellas dado que su sistema inmunitario (de defensa frente a los gérmenes) es inmaduro y además por el contacto estrecho con otros niños de la misma edad se facilita la transmisión de enfermedades infecciosas. El niño en su primer año de escolarización va a sufrir el “bombardeo” de gran cantidad de gérmenes (en su mayoría virus) pero la mayoría de estas enfermedades serán procesos banales, sobre todo catarros. 
El niño debe acudir con la mayor protección posible: bien nutrido y correctamente vacunado, éstas son sus mejores armas. También es importante el descanso nocturno, horas de sueño reparador que aumentarán sus defensas. No hay medicación, a día de hoy avalada científicamente, que lo proteja.
 En cuanto a la guardería o a la escuela infantil, debemos exigir unas correctas normas de higiene, espacios adecuados, no masificados, con condiciones ambientales apropiadas y que todos respeten las normas del cole, por tanto no enviar a los niños si están enfermos; ya sé que es difícil, pero no debe acudir a la guardería si está malito, sobre todo por respeto a él, para que tenga los cuidados que precisa en casa y evitar el contagio a los compañeros.

Entiendo la preocupación que genera en los padres verle con fiebre, tosiendo…pero al igual que la escuela es su salida al mundo, dejar el ámbito familiar e iniciar un camino de socialización, también las infecciones que va a ir pasando son su adaptación al medio, ese “bombardeo” de virus que, como decía, está teniendo el niño, suponen una respuesta por parte de su organismo que activará sus defensas frente a ellos.

A todos nos gustaría proteger a nuestros hijos, no sólo frente a las infecciones de las que no se librará, sino frente a los “peligros” que la vida conlleva, pero nuestro papel como padres y madres es el de acompañarles, protegiéndolos en los primeros años y progresivamente facilitando la autonomía y la confianza en sí mismos.

CURSO ON-LINE PARA PADRES Y MADRES: “EN FAMILIA”

Escrito por Isabel Rubio el 29 septiembre 2014 dentro de Educación en Valores, Educación para la Salud: La Adolescencia, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

Recibo la información de este Curso Virtual para Familias que creo os puede interesar, aunque se cierra ya el plazo de inscripción:

La Conselleria de Sanitat de la Generalitat, en su afán de dotar a las familias de instrumentos que faciliten su labor de prevención de conductas de riesgo, está desarrollando el CURSO ON-LINE PARA PADRES Y MADRES: “EN FAMILIA”, en colaboración con la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), como una experiencia pionera en la intervención familiar Municipal.

El Curso On-line para padres “En Familia” ha sido diseñado para fortalecer el papel preventivo de conductas de riesgo (entre las que se encuentran, entre otras, los problemas derivados por el consumo de drogas), desde el convencimiento de que prevenir en la familia es algo natural, es decir, algo posible de realizar día a día, de forma sencilla y constante desde una edad muy temprana. Está dirigido a padres y madres con hijos en edad escolar, interesados en conocer o, en su caso, profundizar en las posibilidades de actuación preventiva en su familia.

En concreto, el Programa “En Familia” te ofrece posibilidades para, entre otras cosas:

  • Mejorar la comunicación dentro de la familia: cómo hacer una crítica, cómo escuchar, cómo enseñar a decir “no”,…
  • Aumentar la calidad de la vida afectiva de tu familia: cómo incrementar la autoestima de tus hijos, cómo expresar afecto y recibirlo,…
  • Cómo poner límites a tus hijos: la influencia en el desarrollo de tus hijos y en el clima familiar de saber poner normas y también de saber hacerlas cumplir.
  • Tu ocio y tu tiempo libre como espacios para educar a tus hijos.
  • Cómo entenderles y relacionarnos con ellos teniendo en cuenta su momento de desarrollo.
  • Cómo y cuándo hablarles de drogas, cómo afrontar situaciones de consumo iniciales si se producen.

Partimos del convencimiento de que prevenir en la familia es algo natural, es decir, algo posible de realizar día a día, de forma sencilla y constante, desde una edad muy temprana. Esperamos que este curso virtual “En familia”, sea un tiempo en el que padres y madres tomen conciencia de la amplia capacidad de influencia que tienen sobre sus hijos-as, y de todos los recursos que pueden poner en marcha para la prevención de conductas de riesgo social.

Queremos animarte a conseguir estos objetivos y, en nuestro nombre y, si nos lo permites, en el de tus hijos, agradecerte el tiempo que vas a dedicar a ser más capaz de ayudarles a desarrollarse como personas.

Es gratuito y podéis inscribiros en la Web. Comienza el 15 de septiembre pero las inscripciones se pueden realizar desde el 1 hasta el 29 de septiembre.

 

Si no tuviéramos escuelas infantiles

Escrito por Isabel Rubio el 15 septiembre 2014 dentro de Educación para la Salud: La Etapa Escolar, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

En estos días de adaptación a la escuela infantil, días de llantos, la primera fiebre… días de inseguridad… mi buen amigo Vicenç Arnaiz, escribe esto…

Escuela Infantil

También puede leerse en: https://www.facebook.com/vicenc.arnaizsancho

Día Mundial de la Fibrosis Quística

Escrito por Isabel Rubio el 11 septiembre 2014 dentro de Enfermedades de la Infancia, General | Sea el primero en Comentar este post

El pasado lunes día 8 se celebraba el Día Mundial de la Fibrosis Quística. La Federación Española de Fibrosis Quística, junto con el resto de países miembros de Asociación Internacional de FQ (CFW), pretende así  “arrojar luz sobre la situación global en lo referente al cuidado de la enfermedad y ayudar en el desarrollo de unos estándares mínimos de tratamiento. Esto incluye la disponibilidad de la medicación, equipamiento y profesionales necesarios especializados en FQ.”

La Fibrosis Quística es una de las enfermedades genéticas graves más frecuentes y se estima una incidencia en nuestro país entorno a uno de cada 5.000 nacimientos, mientras que una de cada 35 personas son portadoras sanas de la enfermedad. Es una enfermedad crónica de origen genético que afecta a diferentes órganos, sobre todo pulmones y páncreas.

La Federación Española de Fibrosis Quística reivindica la “necesidad del acceso a los últimos tratamientos de la enfermedad, que supondrían una mejora considerable en la calidad de vida de las personas con Fibrosis Quística, y la igualdad en el derecho a la salud y a la calidad de vida en toda España, ya que actualmente existen multitud de desigualdades  en este sentido entre las distintas Comunidades Autónomas e incluso entre provincias y hospitales de la misma comunidad.

También reivindica la implantación del cribado neonatal en Fibrosis Quística en las dos comunidades autónomas (Castilla-La Mancha y Navarra) que todavía no lo realizan. La detección temprana de la enfermedad puede suponer una reducción en la calidad y esperanza de vida de las personas con FQ que están naciendo en esas comunidades.”

Más información acerca de la Fibrosis Quística en: 101 preguntas sobre Fibrosis Quística.

Y por último un Cortometraje realizado por Cystic Fibrosis Trust (www.cftrust.org.uk) para ayudar a los niños con Fibrosis Quística a comprender su enfermedad y poder explicar a otros niños en qué consiste: Imagen de previsualización de YouTube