Decálogo para una infancia feliz

Escrito por Isabel Rubio el 8 diciembre 2015 dentro de Educación en Valores, Educación para la Salud: El Lactante, Educación para la Salud: El recién nacido, Educación para la Salud: La Adolescencia, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

La AEPap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria) ha ido elaborando una serie de decálogos dirigidos a padres, con mensajes claros como éste:

Decálogo para una infancia feliz

Aprovecho para informaros que tiene una magnífica web para familias: Familia y salud.

COMO PREVENIR CONDUCTAS DE RIESGO EN ADOLESCENTES

Escrito por Isabel Rubio el 6 diciembre 2015 dentro de Educación para la Salud: La Adolescencia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

adolescente16

Hace unos días en el periódico Información publicaba la Dra. Mª del Mar Clavera Roger, pediatra especialista en Psiquiatria Infantojuvenil este artículo que creo será de vuestro interés. Gracias Mar!.

 A todos los padres nos preocupan los hijos cuando llegan a la adolescencia, esa edad en la que “se abren muchos caminos y son pocas las indicaciones”. Ellos van conquistando mayores cotas de libertad poco a poco, a la vez que va en aumento la influencia de su grupo de edad en sus conductas y actitudes. Los padres van perdiendo ascendiente sobre ellos, y esto nos crea inseguridad ya que por definición, a esa edad se buscan situaciones excitantes y además disminuye mucho la conciencia de riesgo. Es la llamada “hiperracionalidad”: su percepción de peligro suele estar bastante amortiguada, a ellos nunca les pasara nada… así que coquetear o incluso abusar de sustancias tóxicas, conseguir dinero o sus objetos de deseo por medios no siempre edificantes, conducir motos o bicis sin la protección debida y de forma temeraria, o mantener relaciones sexuales desprotegidas, son conductas que más bien les resultan atractivas por lo que tienen de transgresor y porque les hacen sentir independientes.

Leí hace tiempo que hay dos hábitos que si al final de la infancia un niño tenía plenamente incorporados en su comportamiento, correlacionaban claramente con bajo nivel de conductas de riesgo en la adolescencia: Uno era el uso del cinturón de seguridad en el coche y el otro el de cepillarse los dientes. Me pareció una información muy llamativa de entrada, pero veamos cómo podemos relacionar una cosa con la otra: En primer lugar el hecho de que un niño tenga interiorizadas estas 2 conductas, supone que se está criando en un ambiente bien estructurado, con pautas y límites claros. Supone también que en esa familia la autoridad está bien establecida, pues todos sabemos que no se trata de hábitos especialmente divertidos.., asi que detrás de su adquisición inevitablemente hay un padre y/o madre que han tenido que trabajar para establecerlos con coherencia, y que esos niños han tenido que tolerar por lo tanto, cierta frustración con ello .Y yendo un poco más allá, el hecho de que unos padres cuiden de sus hijos fomentándoles este tipo de conductas, es un buen indicador de la importancia que le dan a criarles bien, por lo que en última instancia estaríamos hablando de verdaderos actos de amor parental. Ya sabemos que los niños aprenden más de lo que hacemos que de lo que les decimos..y por tanto si han tenido un buen modelo será más fácil después tener una actitud saludable y madura para cuidar de ellos mismos.

No todos los adolescentes serán igual de propensos a meterse en problemas. Algunos parecen atraerlos como un iman..y ademas quien tiene conductas de riesgo suele asociar más de una. Hay cuestiones que no dependen de los padres y que influyen también, como el temperamento, algunos trastornos como la hiperactividad-impulsividad o incluso el momento emocional que viven. Pero precisamente en estos casos es aún más importante transmitirles cuanto nos importa su bienestar y los esfuerzos que estamos dispuestos a hacer para protegerles.

CURSO ON-LINE “EN FAMILIA. OTROS RIESGOS: TECNOLOGÍAS, CONFLICTOS Y VIOLENCIA”

Escrito por Isabel Rubio el 18 noviembre 2015 dentro de Educación en Valores, Educación para la Salud: La Adolescencia, Educación para la Salud: La Etapa Escolar, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

La FAD, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con el fin de dotar a las familias de instrumentos que faciliten su labor de prevención de conductas de riesgo, está desarrollando el CURSO ON-LINE “EN FAMILIA. OTROS RIESGOS: TECNOLOGÍAS, CONFLICTOS Y VIOLENCIA”, como una experiencia pionera en la intervención familiar comunitaria.

El curso on-line “En Familia. Otros riesgos: tecnologías, conflictos y violencia”, ha sido diseñado para fortalecer el papel preventivo de los padres y madres en el ámbito familiar, desde el convencimiento de que se puede prevenir en el día a día, de forma sencilla y constante desde una edad muy temprana. Está dirigido a padres y madres con hijos/as de 0 a 18 años de edad, interesados en conocer o, en su caso, profundizar en las posibilidades de actuación preventiva.

Dado el carácter gratuito de la actividad y su gran nivel de aceptación, es conveniente confirmar la inscripción en el curso on-line, que comenzará el próximo 16 de noviembre. Para poder atender la solicitud, pinchar en la dirección Web donde encontrarás una descripción pormenorizada del curso on-line.

Aprovechamos para informarte de la existencia del Servicio Integral de Orientación Familiar sobre Drogas, a través del teléfono 900 22 22 29. De manera gratuita y confidencial, ofrece asesoramiento personalizado sobre cómo prevenir y manejar adecuadamente situaciones y problemas que surjan en sus relaciones familiares, especialmente las relacionadas con posibles consumos de drogas por parte de algunos de sus miembros.

Os recomiendo que hagáis el curso, no importa que haya empezado el pasado día 16. Tenemos que ser conscientes de la importancia de prevenir las adicciones a las TIC que como un tsunami, se nos vienen encima.

Día Mundial del Niño Prematuro

Escrito por Isabel Rubio el 17 noviembre 2015 dentro de Educación para la Salud: El recién nacido, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

Hoy se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro, un evento auspiciado por la OMS desde el año 2009. Un año más con el lema: “Uno de cada diez bebés es un bebé prematuro. En todo el mundo.”

Con este motivo la Dra.  María Consuelo  López Fernández. Residente de Pediatría HGU Elche publicó este artículo en el Suplemento de Salud del periódico Información con el que, como sabéis, colaboramos:

En 2009, la OMS declaró el día 17 de Noviembre como Día Mundial del Niño Prematuro. Los niños prematuros son aquellos que nacen antes de la semana 37 de edad gestacional.  Pero no es lo mismo un bebé que nazca a las 36 semanas que ya es casi maduro, que uno que lo haga a las 27 semanas, por eso diferenciamos: Prematuros extremos -los que nacen antes de la semana 28-, muy prematuros –los nacidos desde la semana 28 hasta antes de la 32- y prematuros moderados -desde la semana 32 hasta antes de la 37-.

Se estima que en el mundo nacen 15 millones de niños prematuros al año (aproximadamente 1 de cada 10 nacimientos).

El bajo peso ligado a la prematuridad es uno de los factores más determinantes en la morbimortalidad neonatal. Por ello, ha sido tan importante la investigación y la mejora en los cuidados neonatales, consiguiendo reducir la mortalidad del 90% en los años 80 al 20% hoy en día, además de mejorar la calidad de vida del bebé.

La causa principal de parto prematuro son las enfermedades maternas (diabetes mellitus, hipertensión arterial…). Del resto de causas cabe mencionar (aunque parezca algo contradictorio) los avances que se han llevado a cabo para tratar problemas de fertilidad, ya que pueden favorecer los embarazos múltiples en los cuales es más probable que el parto se desencadene antes de tiempo, así como el aumento de la edad materna a la hora de quedar gestante, el tabaquismo e incluso una situación socioeconómica desfavorable.

Las principales enfermedades que afectan a los recién nacidos prematuros se deben a la inmadurez generalizada que presenta su organismo, entre las que podemos destacar los problemas respiratorios, neurológicos, digestivos, infecciosos y sensoriales. Esta es la razón por la cual es tan importante la estimulación precoz y el seguimiento estrecho, a largo plazo, de estos niños mediante pediatras especializados que aborden el tratamiento del niño desde un punto de vista global.

Sin embargo, el tratamiento del niño prematuro no sólo es cosa del médico, ya que los padres tienen el papel protagonista. Desde hace unos años se lleva a cabo el programa canguro, que consiste en el contacto íntimo piel con piel del niño con su madre. Con este método, además de lograr calor humano, también se favorece la lactancia materna y se lleva a cabo la estimulación sensorial y táctil precoz, ayudando a construir un apego seguro. Por este motivo, en la mayoría de unidades de neonatología no existen horarios de visita, pudiendo la madre estar en contacto con su bebé de manera constante.

En resumen, los avances en neonatología en los últimos años son muy importantes, pero no sólo ha sido el avance técnico o equipos humanos de neonatología cada vez más preparados los que han permitido la supervivencia de bebés de menos de 1 kilo, también ha sido importante el mimo y cuidado con los niños prematuros, con unidades más silenciosas, protegidos de la luz y favoreciendo el contacto tan cercano con sus padres.

Por último os dejo un precioso vídeo, que ya os mostré hace años, realizado por el Servicio de Neonatología del Hospital General Universitario de Alicante:

Imagen de previsualización de YouTube

 

Cuando más lo necesite

Escrito por Isabel Rubio el 11 noviembre 2015 dentro de Educación en Valores, Educación para la Salud: La Adolescencia, Familia, General, Hijos | Sea el primero en Comentar este post

Imagen de previsualización de YouTube

A través de la SEPEAP (Sociedad Española Extrahospitalaria y de Atención Primaria) me llega este vídeo que ha publicado la asociación de familias numerosas del País Vasco Hirukide. Es un vídeo de sensibilización dedicado a la educación de los hijos adolescentes y titulado ‘Cuando más lo necesite’. Son los abuelos los que dan consejos a los padres y madres que tienen hijos adolescentes….siempre haciéndoles llegar su amor incondicional.

Vamos a hablar de adolescentes

Escrito por Isabel Rubio el 10 noviembre 2015 dentro de Educación para la Salud: La Adolescencia, General | Sea el primero en Comentar este post

Adobe Photoshop PDF

Con motivo del IX Curso para Padres de Adolescentes, el Dr. Valdés publicaba el pasado sábado este artículo en el Suplemento de Salud de Información. Os animo a inscribiros en el Curso: cursopadres@coma.es

A lo largo del próximo sábado día 14 nos reuniremos, padres y profesionales vinculados a la salud del adolescente, en el “IX Curso de Formación para Padres de Adolescentes” que se celebrará, un año más, en el Colegio de Médicos de Alicante.

Los adolescentes son una población sana, apenas tienen enfermedades físicas, pero mueren o arruinan su vida por unos comportamientos de riesgo, en su mayoría prevenibles. Desde las consultas habituales podemos hacer poco, sobre todo con los que más riesgos contraen. Es necesario ROMPER BARRERAS: necesitan espacios propios, accesibles, confidenciales y gratuitos, y ésta es una demanda social que ellos no van a hacer. Son ustedes padres, los que como ciudadanos deben exigirla.

Creemos necesario sentarnos juntos periódicamente y reflexionar sobre ellos, sus conductas, su educación, sus problemas, su salud. Este año nos centraremos en dos aspectos de la medicina para el adolescente: la consulta programada para él y también hablaremos de vacunas. Las vacunas, uno de los hitos de la Historia de la Humanidad, está siendo cuestionado. A pesar de salvar millones de vidas cada año, y de la devastadora experiencia cuando se dejan de administrar, siguen poniéndose en duda precisamente en el llamado “primer mundo“. La Medicina del Adolescente es la última oportunidad para la Medicina Preventiva, y es necesario dejar claro el VALOR de las VACUNAS, especialmente en adolescentes.

Hablaremos también de nuevas familias porque vivimos en una sociedad cambiante y la composición de las FAMILIAS también es diferente. No existe ningún modelo mejor o peor, siempre que los hijos sigan teniendo una referencia a donde mirar, siempre que los adultos mantengan el mismo amor hacia ellos como una prioridad. Y dentro de esta relación un aspecto básico para la prevención es NO PERDER LA COMUNICACIÓN.

Las DROGAS preocupan siempre a los padres, porque imaginan que abocan a la peor de las situaciones. Sin llegar a esos extremos, no se dan cuenta que pueden tener el enemigo en casa. Dos drogas legales: el alcohol y el tabaco causan la mayoría de problemas, y no debemos banalizar su uso. Conviven con los riesgos y debemos saber cuándo, dónde y qué debemos aconsejar.

Y por último El DEPORTE, otro de los pilares de la salud, puede convertirse bajo la influencia de la publicidad, el culto a la imagen, la competitividad que todo lo excusa… en otro riesgo. Hablaremos de errores en la práctica deportiva y del ejercicio y trastornos mentales: anorexia y vigorexia. Un aspecto más que demuestra la importancia de educar: autonomía sí, pero con límites.

Es un programa para hablar de adolescentes, pero en estos cursos los COLOQUIOS nos enriquecen a todos, y las cuestiones que en esta ocasión se plantean pueden llevar a otras, que con la ayuda de los ponentes intentaremos aclarar.
El fin primordial es que piensen en la adolescencia de sus hijos como una etapa más, sin temores, por la que todos hemos pasado…Van a seguir siendo los mejores padres y madres, y ellos, aunque tarden en reconocerlo, lo saben.