Ojos que no quieren ver

El pasado mes de septiembre Save the Children publicaba «Los abusos sexuales a niños y niñas en España y los fallos del sistema».

Como dicen en el prólogo:
«En el siguiente informe tratamos de contestar, a través de la compilación de varios casos, del análisis documental, y de entrevistas a personas expertas, cómo son posibles los fallos en los que pueden incurrir las Administraciones Públicas cuando se produce un caso de abusos sexuales a un niño, niña o adolescente. Las siguientes páginas se dividen en tres partes: la primera y más breve describe qué son los abusos sexuales a niños y niñas y cuál es su prevalencia. Además, analiza las principales preconcepciones sociales equivocadas sobre los abusos, y que están detrás de muchos de los errores que se comenten (que cometemos) cuando se produce este tipo de violencia contra la infancia. La segunda es una sistematización de los fallos más comunes en los que caen las Administraciones Públicas y que nos ayudan a completar la respuesta a ese cómo es posible. En la última parte proponemos, basándonos en evaluaciones de programas exitosos llevados a cabo en otros países, una solución: el establecimiento de centros especializados en violencia contra la infancia en los que se coordinaría a las distintas instituciones involucradas (las llamadas Casas de los Niños) , y comparamos esta propuesta con los recursos actualmente existentes a nivel autonómico.»

Es un tema que, por su dureza, nos cuesta (me cuesta) mirar, desde luego el título que le han puesto no puede ser más apropiado y sí, tenemos que mirar, TODOS.

Save the Children ha hecho, como siempre, un magnífico trabajo.

Aquí también vamos a hablar del Mundial de Fútbol

ANGOLA/

Foto del fotógrafo Rafa Marchante. Enlazo con el blog que me ha permitido encontrar ésta y otras similares: Africa juega al fútbol.

Ayer leía en la prensa que dos de los jugadores de la Selección Española, Fernando Llorente y Xabi Alonso, se han unido a otras personalidades como Marc Gasol, Amparo Baró, Ainhoa Arteta o el astronauta Pedro Duque, en la campaña de Save the Children “Todos contamos para salvar vidas” para luchar contra la mortalidad infantil.
A pesar de que en todo el mundo la tasa de mortalidad infantil ha descendido en más de una cuarta parte en las dos últimas décadas, Súdafrica es uno de los 4 países, junto con Chad, Congo y Kenia que han experimentado un aumento en las tasas de mortalidad de niños y niñas menores de cinco años entre 1990 y 2008.
Esta ONG especifica que en Sudáfrica, sede de la Copa del Mundo, 67 de cada 1.000 niños no tienen la oportunidad de cumplir sus sueños porque pierden la vida antes de cumplir los cinco años, una cifra diez veces más alta que en los países desarrollados. Además, Save the Children recuerda que el VIH/SIDA es la principal causa de muerte entre los niños y niñas de Sudáfrica, junto con otras enfermedades tratables o prevenibles.
«Existen soluciones sencillas y de bajo coste para salvar las vidas de estos niños y niñas. Los antibióticos para tratar la neumonía, causante de que 2 millones de niños y niñas pierdan la vida cada año, tan sólo cuestan 30 céntimos de euro y las sales de rehidratación oral para combatir la diarrea, responsable de que 5.000 niños y niñas pierdan la vida cada día, tan sólo 50 céntimos de euro» ha explicado el director de Save the Children, Alberto Soteres.

Quizás también te interese:
PD*4274722 Día Mundial de la Malaria