¿Otra vez hablando de vacunas?


Artículo publicado hoy en el diario Información.

Hoy sábado nos reunimos los pediatras extrahospitalarios de
nuestra provincia para hablar de vacunas y de gestión de la
consulta masificada, dos temas de interés para todos nosotros.

¿Porqué hablar de nuevo de vacunas?. Hay varias razones. Por un
lado se ha realizado un cambio en el calendario de vacunación
desde hace solo unos meses: Se ha sustituído la vacuna que
protege únicamente frente al serogrupo C del meningococo, que se
administra a los 12 años, por otra “más completa” tetravalente que
protege también frente a los serogrupos A, W e Y. Lo mismo ocurre
en otros países como Reino Unido, Holanda, Italia o EEUU, que
también se han visto obligados a modificar su calendario.

En nuestra país es la Comisión de Salud Pública del Consejo
Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la que informa de los
cambios epidemiológicos y asesora en el tema de vacunación. Se
vienen observando cambios epidemiológicos en las meningitis
causadas por meningococo, aumentando progresivamente el
serogrupo W. Por ello propuso sustituir a los 12 años una vacuna por
otra. Y con la finalidad de establecer una protección comunitaria ir
vacunando progresivamente a los adolescentes hasta los 18 años. Se realizará por tanto una vacunación de rescate de manera
coordinada en todas las Comunidades Autónomas , durante 2-3 años
para cubrir toda esa población joven.

En la Comunidad Valenciana se ha planteado de la siguiente
manera: este año sólo vacunamos a los de 12 años, nacidos en el
2007. El próximo año vacunaremos a los que les toca por edad, es
decir, los nacidos en el 2008 y además los nacidos en el 2001, 2002 y 2006. En el año 2021 seguiremos vacunando por calendario a los
12 años y completaremos el rescate vacunando a los nacidos en el
2003, 2004 y 2005.

Año 2019…………… nacidos en el 2007

Año 2020…………… nacidos en el 2008 + nacidos 2001, 2002 y 2006

Año 2021…………… nacidos en el 2009 + nacidos 2003, 2004 y 2005

Puede que algunos de vosotros os estéis preguntando ¿y qué pasa
con el meningococo “B”? habéis vacunado a vuestros hijos frente a ​
este serogrupo adquiriendo la vacuna en farmacias. Pues bien, en la
edad pediátrica sigue siendo el serogrupo B del meningococo el
mayor causante de enfermedad meningocócica. En la temporada
2017-2018 hubo en España 142 casos por serogrupo B, 48 por W,
40 casos por C, 37 por Y y un caso por A. En nuestra Comunidad, en
lo que va de año se han notificado 11 casos por serogrupo B, 6 de
ellos niños. Otros 6 casos por W y 2 por Y, todos ellos en mayores
de 25 años.

Pero tenemos que tratar otros temas relacionados con las vacunas.
Creo necesario intentar unificar al máximo las recomendaciones en
el tema de vacunación. Algunos de nosotros mantenemos el
Calendario “oficial” de nuestra Comunidad informando también de
las vacunas no financiadas como la vacuna oral frente al rotavirus o
la vacuna frente al meningococo B. Otros compañeros asesoran
siguiendo el Calendario que recomienda el Comité Asesor de
Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, que para todos es
nuestro referente. Y hay más cuestiones que tratar, por ejemplo
¿recomendamos activamente vacunar frente al Virus del papiloma
humano (VPH) a los chicos también?. En fin, una mañana intensa.

Actualizado 20/10/19

FRENTE AL BULLYING, RESILIENCIA

Tenía pendiente publicar en maynet este artículo de Maria del Mar Clavera, psiquiatra infantojuvenil en Alicante, colaboradora en nuestra cita quincenal con el periódico Información. ¡Gracias Mª del Mar!.

Este artículo ha sido publicado en las páginas de Salud del periódico Información.

Hace unas semanas entrevistaron a Irene Villa en la tele, y me impactó su comentario respecto a la educación de sus hijos. Dijo que estaba convencida de que lo mejor que los padres pueden hacer por ellos es conseguir que sean resilientes. Creo que es bastante conocida su historia. A los 12 años ella y su madre fueron víctimas de un terrible atentado de ETA . Ambas quedaron malheridas y a ella le tuvieron que amputar las dos piernas. A pesar de ello, siempre ha demostrado una gran capacidad de reacción ante la adversidad, y es admirable su talante positivo.

Siempre dice que no sirve de nada alimentar el rencor, la ira y el no perdonar. Además lo argumenta con una lógica demoledora, y es que para una víctima encallar ahí sería lo más dañino, lo que no permitiría superar el trance que le tocó vivir.

La Resiliencia es la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro, desarrollando recursos que estaban latentes y que la persona desconocía. Por tanto, Irene constituye un ejemploinmejorable de persona resiliente.

Hoy me gustaría reflexionar sobre cómo pueden los padres hacer resilientes a sus hijos ante un estresor concreto, el acoso, vejación o exclusión social que hoy en día se engloba en la palabra bullying . Es evidente que no todos los niños están igual de equipados para tolerar situaciones de este tipo, dándose el caso de que pequeñas frustraciones en la relación con los demás pueden desestabilizar mucho a algunos, mientras otros son capaces de manejarse en situaciones mucho más traumáticas, incluso saliendo más fuertes de ellas. Hay un factor individual, de “equipamiento” con el que nacemos, pero en gran parte se puede aprender a ser resiliente.

Con todas la limitaciones que este formato impone, creo que estas consignas pueden dar algunas pistas de interés a los padres:
1 –Tu hijo no es el Rey del mundo.
Desde pequeño, es muy importante que no sienta que todo gira en torno a él.
2.- Es bueno que se acostumbre a frustrarse.
La vida es dura, nadie tiene todo lo que quisiera. Y nada valioso se consigue sin esfuerzo. Cuanto antes lo aprenda, mejor​.
3.- Tu hijo es capaz.
Hazle autosuficiente, incluso aunque tenga algún tipo de limitación física o psíquica. Cada uno tiene que jugar las cartas que le han tocado.
4.- Sólo se aprende lo que se experimenta.
Dale muchas ocasiones de que se relacione socialmente, y no le cubras cuando haya conflictos. Las habilidades sociales se practican fuera de casa.
5.- No le compadezcas.
O al menos, no se lo manifiestes. La compasión alimentaría su inseguridad en sí mismo. Eso sí, demuéstrale que siempre estarás ahí compartiendo sus problemas y te tendrá de su parte para ayudarle.
Como decía un padre “estoy dispuesto a hacer por mis hijos absolutamente todo, menos lo que puedan hacer por ellos mismos”

En resumidas cuentas, intenta hacer fuertes a tus hijos, y eso les dará el mejor equipaje para andar por la vida.

Si queréis saber más acerca de la resiliencia:

LA RESILIENCIA: Una infancia infeliz no determina la vida

¿Qué protector solar compro?

El sábado pasado, en el suplemento de salud del periódico Información, publiqué este artículo. ¡Empieza el verano!

Parece que, por fin, el verano ha llegado. Los procesos infecciosos, sobre todo de vías respiratorias que convierten nuestras salas de espera en un concierto de toses, han ido disminuyendo y se inician otras consultas propias de “la temporada”: prevención de las picaduras, ¿sirven para algo la multitud de productos que se venden para evitarlas?, ¿que fotoprotector compro?….

Pues bien, hagamos un repaso de la fotoprotección por la importancia que tiene. No hay excusas para que sigamos viendo quemaduras solares cada verano, aunque habitualmente el niño que acude por quemadura solar se ha puesto protección pero, o la ha puesto de forma irregular y han quedado zonas sin crema, o ha olvidado administrarla más veces a lo largo del tiempo de exposición.

Para empezar, la mejor protección es no exponernos en las horas de mayor radiación y hacerlo progresivamente, ponernos a la sombra e ir tapados con ropa, gorro o sombrero con ala para proteger cara, orejas, nariz y cuello, ¡sentido común!. Y no olvidemos las gafas protectoras solares.
Pero, ¿qué ropa es la más adecuada?. Sin entrar en profundidades debéis conocer que la ropa tiene un factor de protección ultravioleta (FPU), el equivalente al FPS en cremas solares. Se ha establecido una clasificación según el FPU:
* Tejido con FPU entre 15-24 se considera una buena protección porque transmiten entre un 4,2-6,7 % de radiación UV.
* Tejidos con FPU entre 25-39 se considera una protección muy buena porque transmiten entre 2,6 y 4,1 % de radiación UV.
* Tejidos con FPU = o >40 se considera una protección excelente porque transmiten menos del 2,5 % de la radiación UV.
Hoy día podemos adquirir prendas en multitud de establecimientos o a través de internet, cuyos tejidos sean transpirables y que no den calor y que también bloqueen la radiación ultravioleta.

En cuanto a los fotoprotectores ya sabéis que se clasifican en químicos y físicos: los químicos absorben la radiación solar y la transforman en otros tipos de energía que no produce daño cutáneo y los físicos o pantallas minerales actúan como una barrera física, dispersan y reflejan la radiación lumínica que incide sobre ellos, son menos alergénicos que los químicos y por ello están especialmente indicados en niños. Y por último están los mixtos: una mezcla de filtros químicos y físicos.

A la hora de comprar un protector solar hay que tener en cuenta:

El factor de protección solar (FPS), que es un índice que mide la capacidad protectora de un filtro frente a los efectos nocivos del sol. El número del FPS de un fotoprotector indica la relación entre el tiempo que podemos estar expuestos al sol con él antes de que aparezca el eritema solar, respecto al tiempo que tardaría en aparecer sin el fotoprotector. Un factor 30 a 50 es suficiente, más del 50 no ofrece beneficio adicional, al igual que tampoco sirve aplicar capas de crema superpuestas. En cuanto a la etiqueta de “resistente al agua”, ¡ojo!, en realidad no deberían de anunciarse como resistentes al agua sin más, más bien deberían revelar cuánto tiempo dura la crema en el cuerpo tras el contacto con el agua, por ejemplo, “resistente al agua durante 40 minutos”, pues permitiría saber cuando debemos aplicar la crema de nuevo.
Nunca utilizar aceites solares, según los dermatólogos habría que prohibirlos.

No se recomiendan fotoprotectores en los menores de 6 meses aunque ya existen en el mercado cremas con filtros exclusivamente físicos que se publicitan para los primeros meses de vida, pero la FDA (Food and Drug Administration de EEUU) no los aconseja; en mi opinión el aplicar la crema da una falsa sensación de protección. Lo mejor, como decía al inicio, no exponerlos y cubrirlos con ropa.

Es mucha la exposición solar en la infancia, se estima que entre el 50 y el 80% del daño ocasionado por el sol que un individuo sufre a lo largo de su vida se produce durante su infancia y adolescencia, porque en esta etapa de la vida la piel es más susceptible al daño derivado de la luz solar, sus mecanismos de defensa son menos eficaces.
Protejamos pues la piel de nuestros hijos e hijas e inculquemos la importancia de cuidarla a nuestros adolescentes, porque está demostrado que nuestra piel tiene “memoria” y almacena las sucesivas veces que hemos sometido nuestra piel a un sol excesivo.

Al día en la vacuna frente al meningococo B

Desde que se comercializó la primera vacuna frente al meningococo B se suceden las consultas para conocer mi opinión sobre la conveniencia o no de vacunar a vuestros hijos e hijas.

Por eso he hecho un repaso de lo escrito hasta ahora y añado lo último publicado, así como la información de que disponemos de dos marcas comerciales de vacunas frente al meningococo B: Bexsero, que fue la primera comercializada y desde hace unos meses Trumenba, que se administra a partir de los 10 años. Toda la información de esta última vacuna la tenéis en la web del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría.

Se acaban de publicar en https://www.thelancet.com/journals/lanchi/onlineFirst, los datos de seguridad con Bexsero® del programa de vacunación infantil del Reino Unido, como sabéis allí está incluida en calendario desde los 2 meses de vida: «Safety of multicomponent meningococcal group B vaccine (4CMenB) in routine infant immunisation in the UK: a prospective surveillance study».

No han encontrado problemas de seguridad, significativos, tras el uso generalizado de 4CMenB en lactantes del Reino Unido después de más de 3 millones de dosis administradas, aproximadamente a 1,29 millones de lactantes. El perfil de seguridad de 4CMenB ha sido variable, tal y como se esperaba, sin que se haya identificado ningún problema grave de seguridad hasta el momento. La experiencia hasta el momento del programa de inmunización del Reino Unido muestra que 4CMenB mantiene un perfil riesgo-beneficio favorable.

También he recibido la información de que en las próximas semanas, se va a añadir a la ficha técnica de Bexsero una pauta 2+1 para menores de 6 meses. Se podrá vacunar a los niños desde los 3 meses con esta pauta, la siguiente dosis con un mínimo de 2 meses de separación y la dosis de recuerdo a partir de los 12 meses de vida.

Repasando lo escrito hasta ahora:

Vamos a hablar del meningococo

Y ahora del meningococo B

Vacuna frente al meningococo B

Bexsero o no Bexsero: esa es la cuestión

 

Los cuidados de salud del niño y de la niña con Síndrome de Down

Ayer en el Suplemento de salud del periódico Información publicaba el siguiente artículo

Ha sido habitual, a lo largo de mis ya muchos años de profesión, tener entre los niños que atendía uno o dos niños con Síndrome de Down: María, Rubén, Carlos, Juanjo… pero la incidencia ha ido disminuyendo y llevaba más de ocho años sin atender a ninguno, hasta que ha llegado Marcos.

He necesitado una puesta al día, actualizar el seguimiento que precisará en Atención Primaria. En estos años se ha editado unPrograma de Salud para Personas con Síndrome de Down« donde se incluyen, por ejemplo, sus curvas de crecimiento, los controles de salud que precisa, el despistase de alteraciones o enfermedades que presentan con más frecuencia que la población general, controles analíticos periódicos, etc., es decir un documento imprescindible para el seguimiento de estos niños y niñas y que se prolonga hasta la edad adulta.

También contamos con el Programa de salud baby, una guía para el primer año de vida y complemento a la web Mi hijo Down, o la guía Otorrinolaringología y síndrome de Down, un instrumento al servicio de médicos otorrinos y pediatras para responder a las necesidades y seguimientos preventivos que requieren en esta área de salud, o guías médicas de otras especialidades clínicas que profundizan en los ámbitos de salud mental, atención bucodental, oftalmología, etc.

Por su especial susceptibilidad a padecer infecciones, sobre todo del tracto respiratorio en los primeros años, es importante la vacunación, aconsejando un calendario de vacunación de máximos: vacunación antigripal anual a partir de los 6 meses, vacunas frente al neumococo, no sólo con las vacunas del calendario oficial, también la llamada VPN23 a partir de los 2 años de vida; o dosis adicionales de vacuna antitosferina ante una exposición a esta enfermedad. Por otro lado, como pueden tener una respuesta subóptima a algunas vacunas se aconseja confirmar, por ejemplo, la respuesta a la vacunación frente a la hepatitis B.

El pasado día 21 de marzo se celebró el Día Mundial del Síndrome de Down, una iniciativa de la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebra desde el año 2012, con el objetivo de “alentar a los Estados Miembros a que adopten medidas para que toda la sociedad tome mayor conciencia, especialmente a nivel familiar, respecto de las personas con síndrome de Down”.
Este año se lanzó la campaña “Auténticos” que invadió las redes sociales, mostrándose “sin artificios, espontáneos, genuinos, en definitiva auténticos” y que intentaba acercarnos más a la manera de ser, pensar y sentir de este colectivo. Os aconsejo ver el vídeo de la campaña, disponible en YouTube, frases tan contundentes como “no somos un bicho raro, no somos enfermos”, “mi hijo es alegría, es superación desde el minuto uno” emocionan.

Marcos tiene la suerte de tener una madre coraje que le ha regalado una lactancia materna exitosa y prolongada, un padre, un hermano, una familia que le quieren con locura y un equipo de profesionales, desde el Servicio de Neonatología a los profesionales de Atención Temprana, que desde el primer momento están sacando de él todo su potencial… mientras él nos devuelve ya su sonrisa.

¿QUE PASA CON LOS SMARTPHONES DE NUESTROS HIJOS?

Ayer en Información se publicaba este artículo de mi compañera María del Mar Clavera,  médica pediatra especialista en psiquiatría infantil y juvenil. Seguimos insistiendo en la necesidad de educar en las nuevas tecnologías.
El uso de los móviles en niños y adolescentes se ha generalizado ya en
nuestra sociedad. Como media, a los 10 años los niños reciben su primer
móvil, bastante antes de entrar en la pubertad. Y estaremos de acuerdo en
que los smartphones son instrumentos poderosísimos y atractivos, con
varias características que les convierten en el objeto más deseado, al que
más nos costaría renunciar. Si eso es así para los adultos, a los que se nos
supone madurez y autocontrol, con más razón para ellos.
Estos dispositivos mágicos, que llevamos siempre encima y tienen mil
aplicaciones, están cambiando nuestros hábitos y formas de relación
social. Han venido para quedarse, y evolucionaran para hacerse aún más
imprescindibles en nuestras vidas.
No quiero ser catastrofista, sería absurdo negar las innumerables ventajas
que tienen estos miniordenadores que llevamos siempre encima. Pero
quizás convenga reflexionar sobre su influencia en nuestros jovenes .
En Estados Unidos se acaba de publicar algún dato preocupante:
Entre el 2010 y el 2016 ha aumentado un 60% la incidencia de depresión
en adolescentes, y la prevalencia de ideas suicidas en chicos que usan el
móvil más de 5 horas al dia es del 48%. Se podría aducir que los motivos
podrían ser otros, pero el único factor que aumentó en paralelo en ese
periodo fue el uso del Smartphone.
Cuando se hablaba con ellos, aparecían algunos factores claramente
frustrantes que influían negativamente en su estado de ánimo. A veces se
trataba simplemente de que apenas tenían “likes” en lo que colgaban en
las redes. En paralelo, encuestas sobre felicidad y satisfacción personal
indican que los chicos que pasaban más tiempo con los dispositivos
digitales y tenían menos vida social “real” puntuaban mucho más bajo.
Esto se cuantificó : Usar el móvil hasta un máximo de dos horas al dia se
​podría considerar la cifra normal. Por encima de 3 horas por día,
entraríamos en zona de riesgo.
A nivel neurológico, el cerebro a estas edades está todavía en pleno
desarrollo, y es susceptible de modificar su morfología y funcionamiento
según las experiencias que tenga. Ya hay algún estudio que ha demostrado
que usar mucho los audiovisuales multitarea correlaciona con menos
materia gris en el cortex cingulado, región vinculada a las emociones,la
toma de decisiones y la predisposición a conductas adictivas.
En contrapartida, hay efectos muy positivos en el uso razonable de los
móviles, especialmente en grupos marginales, como el colectivo LTGB,
pues les permiten recibir desde ahí un buen apoyo de las redes.
A día de hoy la mayoría de expertos coincide en algunos puntos
importantes a tener en cuenta:
1. El móvil debe estar fuera de la habitación por la noche.
Dejarlo dentro origina varios problemas, el más importante es el
insomnio. Y los chicos necesitan dormir bien, es vital para ellos.
Esto puede ser una batalla, pero vale la pena tenerla.
2. Instale aplicaciones protectoras
de contenidos ilícitos o que
moderen el uso de los medios.
3. Confeccione un contrato de uso del móvil con su hijo/a
que incluya
normas sobre el uso del móvil , como no usarlo en las comidas, o el
tiempo de uso. Si lo incumpliera, podría perder el derecho de usarlo
por un tiempo.
4. Dé ejemplo saludable
A los hijos les costará separarse de sus móviles, y a los padres
también… Aparte de no usarlo en las comidas, o mientras
conducen, admitamos que los hijos ven lo que ponemos online .Si
criticamos a otro padre en las redes, o faltamos a alguien al
respeto, estamos dando un mal ejemplo.
5. Considere la posibilidad de que sus hijos usen un móvil sin datos.
Especialmente en los mas pequeños. Permiten usar varias
funciones, y evitan riesgos.