Vuelta al cole

Cada año, por estas fechas, suelo escribir un artículo de “vuelta al cole”. Este año la complejidad del tema ha estado a punto de paralizarme.

Empezaré por una reflexión. Esta pandemia está poniendo en evidencia muchas cosas, desde nuestras debilidades y fortalezas personales a las debilidades y fortalezas de nuestro sistema sanitario y educativo. Sometidos a una situación de stress, el sistema sanitario deja al descubierto el abandono que sufre desde hace años la Atención Primaria. También el sistema educativo nos muestra sus vergüenzas. Está dejando ver, por ejemplo, su incapacidad para equilibrar las desigualdades sociales.

Pero además esta pandemia nos ha puesto delante lo poco que importa la infancia. Empezando por la decisión durante el confinamiento de poder sacar a pasear al perro pero no a los niños y siguiendo porque tendría que haber sido prioridad absoluta establecer la vuelta al cole.

La vuelta al cole debía hacerse en las mejores condiciones epidemiológicas posibles y mucho me temo, ojalá cambie la tendencia, que van a cerrar los colegios antes de abrirlos.

La vuelta al cole exige, de entrada, unas directrices generales con las medidas que hay que tomar y dinero. Exige adaptar esas líneas generales a la realidad de cada escuela. Todo ese trabajo tendría que estar ya hecho.
Pero es más, tendría que estar elaborado un plan B si la enseñanza presencial no puede realizarse por el empeoramiento de la situación epidemiológica. Ahora no nos puede pillar desprevenidos.

Y aquí estamos, sin ir más lejos el 27 de agosto se volvían a reunir los responsables educativos y sanitarios de Gobierno y Autonomías. La anterior, en junio, terminó con la publicación de un Documento que recoge una serie de medidas que se establecen en torno a cuatro principios básicos: limitación de contactos, medidas de prevención personal, limpieza/ventilación y gestión de los casos.

Desde entonces las distintas CCAA han elaborado sus protocolos con bastante uniformidad apostando por una vuelta al cole presencial.

En nuestra Comunidad Autónoma se publicaba en los últimos días de julio un documento de 27 páginas que recoge las líneas generales marcadas. Plantea una serie de medidas adaptadas a las diferentes etapas educativas y establece protocolos de actuación que faciliten la gestión de casos.
Se habla de limitación de contactos que implica distanciamiento físico de metro y medio, circuitos señalizados, escalonar entradas, salidas y recreos. Grupos más reducidos y de convivencia estable sobre todo para el alumnado de Infantil, 1º y 2º de Primaria, son los denominados grupos “burbuja” que funcionarían como si fueran una unidad familiar. Complicada la similitud cuando hablamos de 20-25 alumnos.
Prioriza actividades al aire libre. Habla de transporte escolar, comedor, uso de mascarillas, detalla cuando “no” se ha de acudir al centro educativo, de las medidas de higiene personal por todos conocidas, de ventilar las aulas e intensificar los esfuerzos de limpieza y desinfección. Por último protocoliza la gestión de casos en los centros educativos y las medidas específicas en Educación Especial y para Educación Infantil de Primer Ciclo.
En resumen, perdemos una oportunidad de cambio de modelo educativo.
No consta un plan B en el caso de que la situación epidemiológica obligue a una enseñanza presencial parcial o incluso no presencial.

La vuelta al cole exige implicación de todas las administraciones, no sólo Consellerías, también Diputaciones y Ayuntamientos. Esta pandemia pone en evidencia aquello de que “educamos todos”, efectivamente exige que la sociedad en general deba implicarse. Pondré un ejemplo: si hay que disminuir ratios habrá que buscar espacios alternativos, si es posible en el entorno escolar.

Pero garantizar las mejores condiciones de seguridad no sólo implica a la administración, también a la comunidad escolar y a atención primaria.

La vuelta al cole exige a los educadores un gran esfuerzo. Han de organizar la escuela de la mejor manera posible, grupos, espacios, horarios…la complejidad es enorme porque las soluciones deberían ser a medida para cada centro a partir de las directrices generales.
Exige compromiso, gestionar sus temores, responsabilidad, serenidad, optimismo y alegría para recibir de la mejor manera posible a su alumnado.
Precisarán un tiempo para celebrar la alegría del encuentro, para elaborar el relato de lo sucedido, para la resiliencia, para trabajar los miedos, para el duelo, sobre todo si ha habido algún fallecimiento en la familia.

La vuelta al cole exige mucho también a los padres y madres. Exige gestionar sus miedos, sus incertidumbres y necesitan sentir que todo está organizado.
Como pediatra puedo transmitiros que la mayoría de los niños y niñas infectados por SARS-CoV-2 presentan una enfermedad leve-moderada y que en España, teniendo en cuenta los casos estimados a partir de la encuesta de seroprevalencia, han necesitado ingreso hospitalario el 0,56 % de los casos en el grupo de edad de 0-4 años; el 0,08% en los de 5-9 años; un 0,10 % en los de 10-14 años y 0,21 % en los de 14-19 años. Datos que aparecen en el Documento de las Consellerías y que son muy tranquilizadores.
También se les exige responsabilidad. Han de asumir el compromiso de no enviar al colegio a su hijo si está enfermo, incluso con síntomas banales. Este año es más necesario que nunca que tengan resuelto su cuidado en casa porque también puede que tengan que hacer cuarentena, si ha habido un caso en su aula.

La vuelta al cole exige que la Atención Primaria cuente con el personal adecuado. El pediatra tras un primer contacto telefónico valorará la atención necesaria al niño enfermo y de precisar la realización de una PCR, agilidad en las pruebas. Debe existir línea directa entre Colegio, Centro de Salud y Salud Pública para investigar con rapidez cuando haya un caso. También será importante que este otoño-invierno alcancemos las máximas coberturas vacunales de gripe.

La escuela es un lugar donde aprender a vivir, a relacionarse y ha de garantizar el bienestar de la infancia. Esperemos que esta escuela que abre sus puertas en septiembre no lo olvide.

Artículo publicado hoy sábado 29 de agosto en el periódico Información

Las secuelas de un tsunami llamado coronavirus

Publicado hoy en Información

No puedo empezar a hablar de secuelas de este tsunami que estamos viviendo, sin dirigirme primero a las familias que han perdido a un ser querido, a las que han vivido la enfermedad en carne propia y en soledad, a las que han vivido o viven la incertidumbre de tener enfermo, cerca o lejos, a un hijo, un padre o una madre, un hermano, su pareja.… A todos ellos nuestro recuerdo, nuestro apoyo y cariño, en nombre de la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria de Alicante, desde este rincón que el periódico Información nos regala.

Este es un espacio en el que hablamos de Pediatría desde hace unos 30 años, por eso me centraré en otras consecuencias que el tsunami coronavirus nos deja. Y es que hay que planificar la organización de la Pediatría en Atención Primaria. Aunque son tiempos de incertidumbre es de prever que los próximos meses… el próximo invierno, serán diferentes y supondrá un cambio en la forma de atender a los niños.

En estos meses de confinamiento las consultas están siendo mayoritariamente telefónicas. Vosotros, padres y madres, habéis sabido gestionar las fiebres, las toses… creo que todos hemos sido conscientes de lo “empoderados” que estáis, por utilizar esta palabra tan de moda. Hemos ensayado otras formas de consulta que han demostrado su utilidad y que debemos seguir mejorando, permitiendo el envío de imágenes y vídeos o realizar videoconferencias. No es solo que sea necesario mantener las consultas telefónicas, es que ha llegado el momento de tener acceso desde el Sistema Público a la telemedicina. Daremos así un gran paso en actualizarnos a las “nuevas” tecnologías. Los profesionales sanitarios lo veníamos demandando.

Las consultas presenciales han de ser espaciadas con el objetivo de mantener las salas de espera lo mas vacías posible y eso supone limitar el número de consultas y realizar un triaje telefónico antes de acudir.
Es importante que habléis con vuestros hijos e hijas y les expliquéis que ahora, para luchar contra el coronavirus, su pediatra va a ir vestido de otra forma para que no se asusten al entrar, sobre todo los más pequeños. A éstos podéis decirle que es el traje, o el disfraz, que tenemos para asustar a los coronavirus y que no entren a la consulta.
A los mayores evidentemente una explicación más real, tenemos que estar protegidos y por eso además de la mascarilla podemos llevar una pantalla en la cara, bata verde o incluso un EPI.

Es probable que tengamos que tomar medidas de sentido común, como estratificar los horarios de consulta para que haya tramos sólo de niños y adolescentes que acuden a revisiones y a vacunación.

En cuanto al Programa de Salud Infantil, en unas semanas habremos actualizado los calendarios de vacunación que se habían suspendido. Continuaremos con las vacunaciones de escolares y adolescentes. Es necesario mantener las excelentes coberturas vacunales que siempre hemos tenido.

Pero es necesario replantear muchas de las cosas que por inercia se han estado haciendo y que llevábamos tiempo queriendo actualizar. Pues ese tiempo ha llegado.
Uno es el de los informes de salud escolar, “como documento sanitario de utilización obligatoria para el acceso a un centro escolar”.
Todos tenemos claro que la educación es un derecho de todo niño, que se rige, entre otros, por los principios de no discriminación y además es obligatoria. Pues bien, solo en nuestra Comunidad seguimos realizando dichos informes que además vulneran el Reglamento de la UE 2016 del Parlamento Europeo relativo a la protección de datos personales y vulneran los derechos a la intimidad del menor que se regula en la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales.
Para terminar esta diatriba jurídica, la Orden de la Conselleria que obliga a la realización del Informe de Salud Escolar es de rango inferior y debe entenderse como derogada por la legislación de 2016 y 2018.

Sólo está justificado informar, con el visto bueno de los padres, de aquellos problemas de salud que precisen dar la atención necesaria a un alumno concreto. La mayoría de los datos que se solicitan son irrelevantes y repito, vulneran los derechos del menor.

Seguiremos realizando las revisiones a los 3, 6 y 12 años, porque son edades en las que es conveniente realizarlas para detectar determinados problemas, por ejemplo a los 12 años problemas de columna, coincidiendo además con la administración de vacunas.

Me he extendido más de lo habitual. Seguiré hablando de las secuelas del tsunami coronavirus, porque es también una oportunidad de mejora en la atención sanitaria a la infancia y adolescencia.

Webinar AEP

En estos tiempos raros que estamos viviendo y en el que las familias estáis teniendo un comportamiento ejemplar, responsable, se agradecen iniciativas como ésta de la Asociación Española de Pediatría. El objetivo es acompañaros y resolver dudas en estos días de confinamiento.

La AEP realizará un webinar con el título “ Salud Infantil y adolescente en tiempos de COVID-19 ¡Pregunta al experto!”, este miércoles 15 de abril a las 18:30 h.

Durante la webinar se abordarán temas tan relevantes como la prevención de los efectos del aislamiento prolongado, los cuidados de salud, la actividad física, la alimentación y el apoyo emocional con pautas de actuación, las situaciones de alteraciones del sueño…

Para ver el webinar en directo:  https://vimeo.com/407690473

Recomendaciones a padres y madres para la educación en el buen uso de las TIC:

Mañana hablaré a padres y madres en la Escuela Infantil La Petita Escola de Educación en la Vida digital. Dejo aquí los enlaces a webs y guías recomendadas para ampliar información.

Webs recomendadas a familias :

Chaval.es : Nuestro objetivo es educar a los adultos sobre las posibilidades de las TIC, enseñar el buen uso y plantearles retos y contenidos que les sean útiles en su relación con los jóvenes y menores. La web se enmarca en Red.es, una entidad pública empresarial del Ministerio de Economía y Empresa que depende de la Secretaría de Estado para el Avance Digital.

Internet Segura for Kids : Otra web imprescindible enmarcada en red.es.

Pantallas amigas : Web que nace en el año 2004 con la misión de promocionar el uso seguro y saludable de , así como el fomento de la ciudadanía digital responsable en la infancia y la adolescencia. Dentro de las acciones de Pantallas amigas está la web: http://www.privacidad-online.net

Web de la SEMA (Sociedad Española de Medicina del Adolescente)

Especialmente dedicadas a la seguridad:

* Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil 

* Oficina de Seguridad del Internauta : Web de INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad)

Guías:

1. CIBERAPP. Guía para padres y educadores sobre el uso seguro de internet (2014). Publicada por la Diputación de Alicante junto a la Universidad Miguel Hernández y CRÍMINA (Centro para el estudio y prevención de la delincuencia)

2. Jóvenes en el mundo virtual: usos, prácticas y riesgos. Publicado por Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud (FAD) y Fundación MAPFRE (2018)

3. Cuaderno FAROS del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona “Las nuevas tecnologías en niños y adolescentes. Guía para educar saludablemente en una sociedad digital” (2015)

4. Factores de socialización digital juvenil. Este estudio Delphi ha sido elaborado por el grupo de investigación «Cultura Digital y Movimientos Sociales: Cibersomosaguas» de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) (2019)

5. Guía de seguridad en Facebook. Para adolescentes, padres y educadores. 

6. Guías INCIBE: Instituto Nacional de Ciberseguridad. Entre otras puedes encontrar las siguientes Guías:
* Guía de menores en internet para padres y madres. 
* Cómo activar y configurar el control parental de los sistemas operativos.
* Redes sociales, menores de edad y privacidad en la red. 

… Y un libro de reciente publicación: Madres y padres influencers escrito por Eva Bach y Montse Jiménez. Capítulos cortos y densos en mensajes que te hacen reflexionar sobre cómo estamos educando en la era digital, de la necesidad de actualizar nuestra app.

Ha llegado la gripe

Esta es la imagen de la situación actual de la gripe en nuestra Comunidad publicada en el último Boletín de la Gripe.

Artículo publicado hoy en el periódico Información

Sí, en las últimas semanas se ha ido incrementando el número de personas diagnosticadas de gripe. La estábamos esperando. Cada año por estas fechas, días arriba o abajo, nos visita la gripe.

A lo largo de las próximas semanas es de esperar que nuestras consultas se saturen de niños y niñas con fiebre, mocos, tos, dolor de garganta… para la mayoría cursará como un catarro más del invierno. Los mayores refieren también cefalea, malestar general, dolores musculares y articulares. Lo peor es la fiebre, que a veces se alarga una semana provocando inquietud en los padres y generando numerosas consultas. Es lógica la preocupación pues al tener tantos días fiebre surgen las dudas ¿es la evolución normal de la gripe?, ¿se estará complicando con una sobreinfección?, ¿se estará complicando con una neumonía?. Esto obliga a un seguimiento cercano, sobre todo de los más pequeños. Y es su pediatra el que debe hacer el seguimiento del niño si se prolongan los días con fiebre, es el que irá viendo la evolución.

Nos esperan 7 u 8 semanas de intenso trabajo. Es importante que hagamos un buen uso de los recursos sanitarios. Acude a tu pediatra con cita, que puedes pedir a través de la aplicación GVA Salut desde el móvil, en la web o llamando por teléfono a tu Centro de Salud. Evita en lo posible acudir a los Servicios de Urgencia y al Hospital.

En nuestra Comunidad iremos siguiendo la evolución de la epidemia a través del Boletín de la Gripe. Este Boletín lo elabora Salud Pública a partir de los casos que declaramos los médicos. Las cifras de pediatría puedo aseguraros que se quedan cortas. En realidad son bastante más altas y el motivo es que a menudo diagnosticamos de “viriasis” y no de “gripe”. Esta tendencia a infradiagnosticar es debida a que en los niños pequeños es complicado distinguir entre gripe y un resfriado común por lo que a menudo hacemos un diagnóstico amplio de enfermedad por virus sin especificar que ese virus puede ser un virus gripal. Sólo si la enfermedad está en el contexto de un ambiente familiar con otros miembros con gripe, hay fiebre, tos y afectación del estado general, solemos diagnosticar de gripe. En los niños mayores es más fácil puesto que ya relatan los síntomas clásicos de la gripe.
A nivel nacional seguiremos la evolución de la epidemia a través del Sistema de Vigilancia de la Gripe. Y con las detecciones virales que se van realizando sabremos los tipos de virus gripales, si se trata de gripe A, AH1N1 o B.

Por último recordad que la gripe se contagia con facilidad de persona a persona a través de las secreciones respiratorias y a través de las manos contaminadas con estas secreciones. Así que mucho lavado de manos, toser sobre el codo y usar pañuelos desechables. Evitar llevar a los lactantes a lugares donde hay mucha aglomeración de personas. En cuanto al tratamiento de la gripe ya sabéis que es sintomático, es decir, medicación para aliviar los síntomas, por tanto paracetamol e ibuprofeno si hay fiebre o malestar. Los antibióticos no sirven para “matar” a los virus, solo sirven para infecciones producidas por bacterias. Así que paciencia, reposo y mantenerse bien hidratado.
Ah! Y todavía estáis a tiempo de vacunaros, sobre todo si sois grupos de riesgo, tanto mayores como pequeños.

Ya vienen los Reyes….

Hoy publicado en el periódico Información

Es posible que llegue un poco tarde, pero siempre viene bien la reflexión.

Ha pasado ya Papá Noel y mañana noche llegarán los Reyes Magos cargados de regalos. Muchos de ellos serán dispositivos tecnológicos, Ipad, tablet…. pero sobre todo los Reyes Magos traerán smartphones, los últimos modelos del mercado, auténticos Ferrari, Lamborghini o Porsche con los que vuestros hijos e hijas circularán velozmente por las autopistas digitales.
A estas alturas todos sabemos que lo virtual es tan real como “la vida misma” y circulará por carreteras tan reales como las que recorremos a diario con nuestros coches.
La pregunta que surge es: ¿Está preparado tu hijo o hija para conducirlo?.

Cuando llega el momento del móvil tiene que haber ya un camino recorrido, por eso conviene retrasar su adquisición. Si lo has recorrido ¡adelante!.
Ese camino, que tenemos que haber transitado juntos, ha ido pasando por llevarles de la mano al principio, como cuando era pequeño y salíamos a la calle. Poco a poco los fuimos soltando hasta dejarlos salir solos, eso sí sabiendo dónde y con quién iba a estar y con horario de vuelta. Progresivamente han sido más autónomos, más responsables.

A lo largo del camino recorrido en el aprendizaje de la vida digital los hemos ido acompañando enseñándole las oportunidades, los riesgos y las normas de uso de las tecnologías. Hemos dialogado mucho acerca de lo que es una navegación segura. Hemos fomentado el espíritu crítico sobre lo que encontramos en la red. Les hemos enseñado lo que es la privacidad, de uno mismo, de la familia, de los amigos. Le hemos hecho ver que debe relacionarse sólo con quien conozca personalmente. Le hemos inculcado el respeto a los demás, como hace cara a cara, que ha de tratarlos como le gustaría que lo trataran.
Hemos ido estableciendo normas de uso claras de los dispositivos que hay en casa. Hemos educado con el ejemplo, haciendo nosotros un uso responsable y coherente con lo que les hemos ido exigiendo.

En definitiva, hemos ido educando también en la realidad virtual, tan real como la presencial. Porque los padres y madres de hoy tenemos algo más en lo que educar. Si la educación en general se hace con cariño y normas, educar en las tecnologías de la comunicación y la información exige además conocimiento de éstas para acompañarlos hasta poder dejarlos que circulen solos.

Y volviendo al principio, si ha llegado el momento de regalar el móvil, o la tablet ¿por qué no adjuntar un contrato?. Aseguro que facilita mucho la tarea de educar. Hay mucho modelos de contrato en internet, dejo algunas ideas para que elaboréis un contrato personal que acompañe al regalo:
Tu padre/madre conocerán la contraseña.
Tu padre/madre realizarán un control inicial de mail, páginas, juegos, fotos y vídeos, apps… supervisión de seguridad que iremos relajando según muestres responsabilidad en su buen uso.
Se “aparcará” el móvil a las …. horas.
No te lo llevarás por la noche a la cama.
No se usará durante las comidas.
No compartirás material ofensivo, contra la intimidad o inapropiado. Respeto máximo en la red.
Si quieres mantener línea y datos deberás….
Atenderás siempre la llamada de tu padre/madre.

Y siempre un buen final: ¡Te queremos!. ¡Disfrútalo!
Ah! No olvidéis que ambos debéis firmar el contrato.